Didier Reinders sitting at his desk

El respeto del estado de derecho en el centro de la cartera de Justicia

Entrevista

Didier Reinders

Comisario Europeo de Justicia, Comisión Europea

 JT: Antes de servir como comisario europeo de Justicia, ocupó varios cargos en instituciones públicas como ministro (sin interrupción de 1999 a  2019).  Ocupó  el  puesto  de  ministro  federal  de  Finanzas  en  seis  gobiernos diferentes, después  fue ministro federal de Relaciones Exteriores, Comercio y  Asuntos  Europeos  en  dos  gobiernos  y  ministro  de  Defensa,  sin  duda  tiene una  buena  comprensión  de  cómo  las  prioridades  a  menudo  difieren  entre los planos regionales, federales y supranacionales.   

¿Cuáles son las prioridades clave en el ámbito de la Justicia en Europa, y cómo se alinean con las directrices políticas y la perspectiva supranacional de la Comisión Europea?

DR: Mis prioridades fundamentales son desarrollar los sistemas de justicia europeos y la cooperación judicial a la luz de la transición digital, empoderar a los consumidores en las transiciones ecológica y digital, salvaguardar los derechos fundamentales y promover el estado de derecho en toda la Unión Europea. 

El respeto del estado de derecho está en el centro de la cartera de Justicia porque todos los derechos se derivan de él. El estado de derecho es una «puerta de entrada» a todos los demás derechos fundamentales y al reconocimiento mutuo de las decisiones judiciales, tanto en el ámbito civil como en el penal.

Con este fin, la Comisión ha establecido el nuevo mecanismo europeo integral del estado de derecho, un proceso para un diálogo anual entre la Comisión, el Consejo y el Parlamento Europeo, los Estados miembros y los parlamentos nacionales, la sociedad civil y otras partes interesadas. Esta nueva iniciativa ha contribuido al lanzamiento de un debate en toda la UE sobre la promoción de la cultura del estado de derecho, y el Informe Anual sobre el Estado de Derecho es la base de este nuevo proceso. Durante el primer año de mi mandato, presenté el primer informe y el segundo está previsto para julio de este año.

También estoy plenamente comprometido con la correcta y plena aplicación del Reglamento General de Protección de Datos y de la Directiva sobre Protección de Datos en la Aplicación de la Ley Penal. Deberíamos adoptar nuevas tecnologías. Una de mis prioridades es la protección de los derechos fundamentales en la era digital, incluso contribuyendo activamente a un enfoque coordinado sobre las implicaciones humanas y éticas de la inteligencia artificial.

En justicia civil y penal, mi prioridad es facilitar y mejorar la cooperación judicial entre los Estados miembros y desarrollar el ámbito de la justicia. Quiero asegurarme de que la aplicación de la ley y el respeto de los derechos fundamentales vayan de la mano, especialmente en línea. Tenemos que seguir fomentando la confianza entre los sistemas jurídicos nacionales.

Los derechos de los ciudadanos, especialmente la libre circulación y los derechos conferidos por la ciudadanía europea, son primordiales. En este nivel, durante la crisis de la COVID-19, fui responsable de garantizar la libre circulación de personas y luego también participé en el desarrollo de instrumentos en el ámbito de la UE, para ayudar a restaurar la libertad de circulación. El año pasado, trabajamos en aplicaciones de seguimiento y ahora estamos configurando el Certificado Verde Digital.

En cuanto a la política del consumidor, en noviembre de 2019 presenté la Nueva Agenda del Consumidor, que establece las prioridades en materia de derechos del consumidor para los próximos cinco años.

Entre otras ambiciones, la Comisión tiene como objetivo empoderar a los consumidores en las transiciones ecológicas y digitales. Además, dirijo el trabajo sobre la protección del consumidor, en particular para las transacciones transfronterizas y en línea. Durante estos tiempos de COVID, ha habido una mayor dependencia de las transacciones digitales, y mi misión es hacerlas más fiables.

Además, la cartera de Justicia tiene una fuerte dimensión externa. Sigo dando prioridad a las reformas de la justicia con los vecinos más cercanos de la Unión Europea, los Balcanes Occidentales, Turquía y la vecindad oriental y meridional.

Las políticas de justicia están interrelacionadas con muchas otras áreas políticas. Por esta razón, es crucial cooperar y aprovechar todo el talento dentro de la Comisión, de conformidad con el principio de colegialidad.

Por último, estamos a pocos días de iniciar las actividades operativas de la Fiscalía Europea.

Didier Reinders speaking at the Annual Rule of Law Conference
El comisario Reynders en la conferencia de prensa del Informe anual sobre el estado de derecho de 2020 30 Septiembre 2020 | EC - Audiovisual Service © European Union, 2020

La Comisión financia numerosas subvenciones de acción dedicadas a la sensibilización y el apoyo en la aplicación práctica de las Decisiones Marco en materia de detención.

JT: La cooperación judicial en materia penal dentro de la UE se basa en el principio de reconocimiento mutuo de las resoluciones judiciales. Las diferentes Decisiones Marco del Consejo1 permiten no solo la detención, sino también las penas de prisión, las decisiones de libertad condicional o las sanciones alternativas y las medidas de supervisión previas al juicio ejecutarse en un país de la UE distinto del que se condena a la persona o de donde está en espera de juicio.

Estas se basan en el principio de confianza mutua, que implica que las condiciones de detención y las garantías procesales son equivalentes en todos los Estados miembros de la UE. Sin embargo, existen grandes discrepancias que pueden plantear importantes problemas de derechos fundamentales.

Además, debido a «la falta de conocimiento y experiencia al respecto, pero también debido a los trámites administrativos engorrosos que deben seguirse», estos instrumentos no están siendo utilizados por profesionales en todos los Estados miembros como se esperaba. (2)

La Comisión Europea promueve la conciencia generalizada y el uso de estos instrumentos tan importantes. ¿Cuál es su estrategia y plan para superar los bajos niveles de aplicación por parte de los Estados miembros?

DR:  En noviembre de 2019, el Consejo inició una revisión por pares (novena ronda de evaluaciones mutuas), abordando tanto las tres Decisiones Marco relacionadas con la detención como la Decisión Marco sobre la Orden de Detención Europea (ODE). Esta novena ronda de evaluación mutua, en la que la Comisión participa como observadora, finalizará a f inales de 2021. La evaluación mutua aportará un valor añadido, ofreciendo la oportunidad, con visitas sobre el terreno, de considerar no solo posibles cuestiones jurídicas, sino especialmente los aspectos prácticos y operativos pertinentes vinculados a la aplicación de estos instrumentos.

En lo que respecta a la Decisión Marco relativa a la Libertad Condicional y las Penas Sustitutivas y la Decisión Marco sobre la Orden Europea de Vigilancia, la evaluación mutua proporcionará información sobre la baja aplicación de estas dos Decisiones Marco en la práctica, mientras que también se harán sugerencias de mejora.

Las organizaciones que reciben subvenciones de funcionamiento de la Comisión, como la Organización Europea de Prisiones y Servicios Correccionales (EuroPris) y la Confederación Europea de Libertad Condicional (CEP), han creado grupos de expertos específicos sobre las Decisiones Marco en materia de detención, que se reúnen anualmente. La Comisión financia numerosas subvenciones de acción dedicadas a la sensibilización y el apoyo en la aplicación práctica de estos instrumentos de la UE.

En cuanto a la detención, la Comisión ha lanzado recientemente un estudio sobre la prisión preventiva, que se incorporará a la evaluación de la Comisión de la necesidad de normas a escala de la UE en este ámbito, para casos transfronterizos y/o nacionales. A petición de la Agencia de Derechos Fundamentales (FRA) de la Unión Europea, y financiada por la Comisión, puso en marcha la base de datos de detención penal en diciembre de 2019.

La base de datos combina información sobre las condiciones de detención en todos los Estados miembros de la UE en un solo lugar. Paralelamente, para ayudar a mejorar la confianza mutua entre los Estados miembros, desde 2010 la Unión Europea ha adoptado seis directivas destinadas a un nivel elevado de derechos relativos a un juicio justo. La Comisión está supervisando la aplicación efectiva de estas directivas en toda la Unión Europea. La Comisión ha iniciado procedimientos de infracción por falta de transposición completa de estas directivas y ha elaborado informes de ejecución para las cuatro primeras directivas.

La consolidación de una cultura judicial europea común, basada en el estado de derecho, los derechos fundamentales y la confianza mutua es una de las acciones emblemáticas de la nueva estrategia. Las nuevas prioridades también incluyen ampliar la digitalización de la justicia e ir más allá de la educación jurídica para apoyar el desarrollo de habilidades profesionales.

JT: El 2 de diciembre de 2020, la Comisión presentó su nueva y ambiciosa estrategia sobre formación judicial europea para 2021-2024, uno de los dos pilares de un paquete para modernizar los sistemas judiciales de la UE, junto con la digitalización de la justicia.

La estrategia tiene por objeto mejorar la formación de los profesionales de la justicia en materia de Derecho de la UE. Amplía su alcance a nuevos temas, audiencias objetivo y cobertura geográfica: aborda desafíos como la digitalización exponencial de las sociedades y la necesidad de reforzar los derechos fundamentales.

Por primera vez, el personal penitenciario y los agentes de libertad condicional son un público objetivo. Aunque se centra principalmente en los Estados miembros de la UE, la estrategia también se dirige a los Balcanes Occidentales y más allá. 

¿Qué destacaría en relación con los objetivos y desafíos, y cómo la Comisión planea implementar la Estrategia Europea de Formación Judicial 2021-2024?

DR: El Derecho de la UE solo sirve a los ciudadanos si se aplica correctamente. La formación de los profesionales de la justicia sobre el Derecho de la UE ha demostrado ser una herramienta esencial para mejorar su aplicación correcta y uniforme y para fomentar la confianza mutua en los procedimientos judiciales transfronterizos. Por ello, la Comisión ha presentado una nueva estrategia global para responder a los nuevos desafíos, como los planteados por la pandemia de la COVID-19, y para apoyar los sistemas de justicia en la UE.

Además, la consolidación de una cultura judicial europea común, basada en el estado de derecho, los derechos fundamentales y la confianza mutua es una de las acciones emblemáticas de la nueva estrategia. Las nuevas prioridades también incluyen ampliar la digitalización de la justicia e ir más allá de la educación jurídica para apoyar el desarrollo de habilidades profesionales.

En consecuencia, más profesionales de la justicia deberían asistir a la formación sobre legislación de la UE y los proveedores de formación  deberían mejorar la oferta de formación sobre legislación de la UE, ya sea nacional o transfronteriza, (co)financiada por la UE o no. Esto se aplica a todos los profesionales de la justicia que aplican la legislación de la UE, incluidos principalmente jueces, fiscales y personal judicial, pero también profesiones como abogados, notarios, agentes judiciales, mediadores, intérpretes/traductores jurídicos, peritos judiciales y, en determinadas situaciones, personal penitenciario y oficiales de libertad condicional.

La formación del personal penitenciario y de los oficiales de libertad condicional es crucial para defender los derechos fundamentales durante la detención y para consolidar su papel clave en la prevención de la radicalización en las prisiones y para garantizar el éxito de los programas de rehabilitación.

Al mismo tiempo, también deben tener conocimiento de las políticas de la UE, en particular sobre las transferencias de presos, la libertad condicional, las sanciones alternativas, la supervisión, la legislación relacionada con las drogas y otras cuestiones en prisiones.

Commissioner Reynders and Commissioner Ylva Johansson
Conversación entre el comisario Reynders e Ylva Johansson, comisaria europea de Asuntos de Interior en la reunión semanal de la Comisión von der Leyen, en la que se debatieron estrategias de datos e inteligencia artificial, entre otros temas. 19 de febrero de 2020 | EC - Audiovisual Service © European Union, 2020

JT: Siguiendo el tema de facilitar y mejorar la cooperación judicial y el desarrollo del área de justicia, la Carta de Misión que la Presidenta de la Comisión le dirigió dice que «(…) también debe estudiar cómo aprovechar las nuevas tecnologías digitales para mejorar la eficiencia y el funcionamiento de nuestros sistemas judiciales». (4)

¿Cómo apoya la digitalización acelerada de los sistemas judiciales, especialmente dado que la pandemia puede haber tenido un efecto impulsor en los procesos de transformación digital?

DR: La Unión Europea ha apoyado a los Estados miembros en sus esfuerzos por la digitalización de los sistemas nacionales de justicia durante mucho tiempo. Sin embargo, es cierto que las dificultades experimentadas por los sistemas de justicia de los Estados miembros durante la pandemia de la COVID-19 hicieron que tuviéramos que acelerar la transición digital. Mencionaré un par de ejemplos.

El pasado mes de diciembre adoptamos una Comunicación sobre la Digitalización de la Justicia en la UE. Esta estrategia esboza los principales objetivos para el desarrollo de una justicia europea digital y propone una caja de herramientas de medidas para fomentar la digitalización de la justicia tanto en el ámbito nacional como transfronterizo.

Con respecto al apoyo financiero de la UE, el mecanismo de recuperación y resiliencia es nuestro principal instrumento de recuperación de la COVID-19. Personalmente, pedí a los Estados miembros que planificaran ambiciosas reformas e inversiones en digitalización. Los Estados miembros también podrían beneficiarse de los fondos de la política de cohesión 2021-2027 y del programa de Justicia.

Nuestro apoyo no es solo financiero, sino que también se proporciona a través de medidas legislativas para facilitar la interoperabilidad entre los sistemas nacionales y eliminar barreras legales a la digitalización. La Comisión adoptó recientemente una propuesta legislativa sobre la gestión sostenible y el mantenimiento del sistema e-CODEX.

Este sistema es un componente esencial e importante para el intercambio interoperable y seguro de información y datos entre los tribunales nacionales y las autoridades competentes en los procedimientos judiciales transfronterizos. Los Estados miembros tienen acceso gratuito a e-CODEX. A finales de este año, la Comisión tiene por objetivo presentar una importante propuesta de reforma para la digitalización de la cooperación judicial transfronteriza de la UE en materia civil, comercial y penal. Esta propuesta es un paso más en la modernización de los procedimientos de cooperación judicial y en hacerlos más eficientes y resistentes a las crisis.

Confío en que la ambiciosa agenda de la Comisión y el compromiso compartido de los Estados miembros de llevar la justicia a la nueva era digital, mediante un mejor uso de las tecnologías, será en beneficio directo de nuestros ciudadanos, juristas, empresas y el estado de derecho en su conjunto.

JT: La Estrategia Europea de Formación Judicial 2021-2024 hace referencia a la necesidad de potenciar la digitalización de la formación judicial y preparar a los profesionales de la justicia para que adopten la digitalización y el uso de la inteligencia artificial.

 ¿En qué medida la Comisión Europea de Justicia ha estado trabajando en las cuestiones del uso humano y ético de la inteligencia artificial en los sistemas de justicia penal?

DR: Los servicios de Justicia de la Comisión han comenzado a trabajar en cuestiones de inteligencia artificial (IA) en el contexto de la justicia penal. Este trabajo se ha desarrollado recientemente con la adopción por parte de la Comisión de su marco general de IA. Esto está en curso, y la Comisión ha lanzado recientemente una iniciativa sobre un enfoque europeo de la inteligencia artificial.

En la Dirección General de Justicia, celebramos una reunión preliminar del grupo de expertos durante la cual abordamos diversas cuestiones, como la responsabilidad penal y los aspectos de los derechos fundamentales y de la protección de datos. Una vez que se haya f inalizado el marco de IA de la Comisión, tenemos previsto profundizar en nuestro trabajo sobre la IA en el contexto judicial y policial.

La IA es crucial para nuestro siglo. Puede traer grandes beneficios para la sociedad y la economía, pero también riesgos. Por eso es importante tener un enfoque europeo coordinado de la IA. Debemos desarrollar políticas que protejan a las personas, un enfoque centrado en el ser humano que también permita a Europa ser competitiva en el panorama de la IA. Las aplicaciones de IA deben cumplir con los derechos fundamentales.

El Reglamento General de Protección de Datos ya protege los datos personales. Ahora es esencial dar forma a un marco que aborde los posibles desafíos a la dignidad humana, la no discriminación, la igualdad, la libertad de expresión y otros derechos fundamentales. Por eso, hace unas semanas, contribuí activamente a la elaboración de una legislación para un enfoque coordinado sobre la dimensión humana y ética de la IA.

La regulación y el desarrollo de la IA deben ir de la mano. El desarrollo de la IA basada en valores europeos compartidos puede ser una ventaja competitiva, ya que la confianza es un factor muy importante para la adopción del desarrollo y el uso de nuevas tecnologías. Los intereses empresariales y los derechos fundamentales convergen cuando se trata de crear modelos de negocio de IA sostenibles. Necesitamos el tipo de innovación adecuado.

Estoy a favor de un enfoque que promueva el despliegue de la inteligencia artificial al crear seguridad jurídica y estabilidad de la inversión, al tiempo que establece la aceptación y la confianza de la sociedad.

Commissioner Reynders at the weekly meeting of the European Commission
El Comisario Reynders en la reunión semanal de la Comisión Europea, el 2 de diciembre de 2020, en la que se debatieron, entre otros asuntos, la aplicación de la Carta de los Derechos Fundamentales, la modernización de los sistemas de justicia de la UE y la gestión de la pandemia del COVID-19. | EC - Audiovisual Service © European Union, 2020

JT: En su discurso sobre el estado de la Unión de 2020, la Presidenta Ursula Von der Leyen anunció la Nueva Bauhaus Europea (NEB, por sus siglas en inglés) como la reciente iniciativa de la Comisión Europea para liderar un cambio paradigmático en el estilo de vida y la actividad industrial y empresarial en respuesta a las crecientes amenazas climáticas y medioambientales.

La nueva iniciativa tiene como objetivo estimular la mentalidad del público y de las empresas a los conceptos de vida, trabajo y construcción basados en la sostenibilidad, la inclusión, la estética, la calidad de la experiencia, la protección del clima y la preservación de la biodiversidad.

Toda la idea gira en torno a comunidad, accesibilidad, circularidad, asequibilidad, simplicidad, creatividad, arte, experimentación cultural, conexión, unión e igualdad socioeconómica y de género. La Comisión Europea destaca el propósito de un movimiento vivo. 

¿Cómo prevé la participación del sector de la justicia en la iniciativa Nueva Bauhaus Europea? ¿Cómo cree que se aplican los principales conceptos de la NEB (de belleza, sostenibilidad y unión) a los sistemas judiciales de toda la UE, incluidas las administraciones penitenciarias y de libertad condicional?

DR: La Nueva Bauhaus Europea (NEB) es el movimiento creativo e interdisciplinario de la Comisión. Su objetivo es reunir a ciudadanos, expertos, empresas e instituciones y facilitar las conversaciones sobre cómo hacer que los espacios de vida del mañana sean más asequibles y accesibles. Es un plan para el futuro, y solo estamos en las primeras etapas. La NEB destacará el valor de la simplicidad, la funcionalidad y la circularidad de los materiales sin comprometer la comodidad y el atractivo en nuestra vida diaria.

Proporcionará apoyo financiero a ideas y productos innovadores mediante convocatorias de propuestas ad hoc y mediante programas coordinados incluidos en el presupuesto de la UE a largo plazo. El enfoque será de inclusión social: nadie se quedará atrás, se eliminarán las barreras a las que se enfrentan las personas, y mejorarán las condiciones de vida de todos los ciudadanos.

Puedo ver cómo este enfoque sería atractivo para los arquitectos y diseñadores de prisiones y otros edificios de justicia pública (como tribunales y comisarías) que tradicionalmente han sido funcionales y, a veces, sombríos.

Hay algunas excepciones notables, como el magnífico nuevo edificio de la corte en Amberes, que tiene elementos ambientales destacados y un énfasis en la transparencia. El movimiento NEB pondrá a disposición fondos y ofrecerá premios para crear incentivos para los diseñadores de edificios públicos que incorporen los principios de sostenibilidad, inclusión y estética en sus conceptos.

(1) 2002/584/JAI sobre la orden de detención europea y los procedimientos de entrega entre Estados miembros;

2008/909/JAI sobre la aplicación del principio de reconocimiento mutuo de sentencias en materia penal por las que se imponen sentencias de custodia o medidas de privación de libertad a efectos de su cumplimiento en la Unión Europea;

2008/947/JAI relativa a la aplicación del principio de reconocimiento mutuo de sentencias y resoluciones de libertad vigilada con miras a la vigilancia de las medidas de libertad vigilada y las penas sustitutivas;

2009/299/JAI por la que se modifican las Decisiones Marco 2002/584/JAI, 2005/214/ JAI, 2006/783/JAI, 2008/909/JAI y 2008/947/JAI, mejorando así los derechos procesales de las personas y fomentando la aplicación del principio de reconocimiento mutuo a las decisiones dictadas en ausencia del interesado en el juicio;

2009/829/JAI sobre la aplicación, entre Estados miembros de la Unión Europea, del principio de reconocimiento mutuo a las decisiones sobre medidas de supervisión como alternativa a la detención provisional.

(2 Red  Judicial  Europea.  (2019).  Informe  de  actividades  y  gestión  2017-2018.  Unión  Europea. 

(3) Plataforma Europea de Formación 

(4) von der Leyen, U. (1 de diciembre de 2019). Carta de misión Didier Reynders, Comisario de Justicia

Didier Reynders

Comisario Europeo de Justicia, Comisión Europea

Didier Reynders se convirtió en Comisario Europeo de Justicia, responsable del estado de derecho y protección del consumidor, en diciembre de 2019. De nacionalidad belga, ha ocupado varios cargos políticos de alto nivel en su país, entre ellos viceprimer ministro (2014-2019), ministro de Asuntos Exteriores y Europeos (2014-2019) —cartera que acumula con la de ministro de Defensa entre 2018 y 2019—, ministro de Asuntos Exteriores, Comercio Exterior y Asuntos Europeos (2011-2014) y ministro de Hacienda (1999-2011). Además, de 2004 a 2011, presidió el Mouvement Réformateur (alianza de partidos liberales). Fue elegido diputado en 1992. Antes de eso, presidió la Compañía Belga de Ferrocarriles y la Sociedad Nacional de Aviación. Es licenciado en derecho por la Universidad de Lieja (1981).

Gustar/ Compartir:
More stories
Geosatis JT5
Tecnología GPS: una herramienta para la reintegración social de los delincuentes radicalizados