Integración del pensamiento digital en las instituciones penitenciarias

Penel de Expertos: Transformación Digital

Arun Vanapalli

En todos los sectores, las organizaciones se están posicionando para adoptar la tecnología digital. Algunas ya han comenzado su trayectoria digital y han invertido en herramientas y tecnologías que les ayuden en su camino.

En cuanto a las correcciones, hay muchos ejemplos de organizaciones o proveedores que se encuentran en algún punto del espectro que va desde “considerando la posibilidad de pasar a lo digital” a “bien encaminados”. Sin embargo, la complejidad de lo Digital reside en su definición. ¿Qué significa Digital? ¿Qué significa lo Digital en el ámbito penitenciario? Más concretamente, ¿qué significa Digital para usted en el ámbito penitenciario?

Empezando de manera más amplia por lo Digital, sea cual sea su primer pensamiento, probablemente sea correcto.

Digital hace referencia a la tecnología. Se refiere a la nube. Se refiere a los datos. Se refiere a elementos de estas tres respuestas, como tecnologías emergentes como la Inteligencia Artificial (IA), la Automatización Robótica de Procesos (RPA) o la Realidad Virtual (RV). Puede referirse al almacenamiento de datos en la nube o a la computación en la nube bajo demanda. Incluso puede referirse a dimensiones más fundamentales de los datos, como la gestión de la información con respecto a los datos generados.

Lo Digital es todo lo anterior y mucho más. Puede ser la revolución más importante e impactante a la que se enfrenta el mundo laboral desde Internet.

Nos demos cuenta o no, todos estamos en el camino hacia lo Digital, como individuos y como organizaciones, en casa y en el trabajo. La profundidad y la amplitud de lo que significa Digital están en constante evolución, lo que hace que comprender el concepto de lo Digital sea tan difícil.

Del mismo modo, el desarrollo de una estrategia digital ha demostrado ser una tarea de gran dificultad, especialmente en el sector penitenciario. Teniendo todo esto en cuenta, ¿cómo podemos encontrar un acuerdo entre la idea constantemente cambiante de lo Digital y el sector relativamente estático de las prisiones?

Desde mi punto de vista, hay cuatro pilares clave que deben tenerse en cuenta para que una organización penitenciaria pueda definir su postura Digital y el camino a seguir:

1. Lo Digital es un viaje continuo
2. Priorización empresarial
3. Interoperabilidad frente a “intraoperabilidad”
4. Colaboración

Lo Digital es un viaje continuo

Uno de los retos fundamentales a los que nos enfrentamos en los centros penitenciarios con respecto a lo Digital es el “estado final”.

Cuando se lleva a cabo una implantación tecnológica, como la mejora actualización de un sistema de gestión de delincuentes, un cambio en el sistema de historiales médicos electrónicos o incluso un sistema de punto de venta en un economato, hay un principio, un medio y un final. En algún momento del ciclo de vida del proyecto, el antiguo sistema se desactiva y el nuevo ayuda a mantener las operaciones.

Cuando se produce un cambio legislativo, las políticas, prácticas y procesos se evalúan y rediseñan para cumplir los nuevos requisitos. Aunque los pasos para cumplir el cambio legislativo pueden ser complejos, el estado final está definido, de modo que los profesionales saben cuándo han cumplido la letra de la ley. La tecnología digital, sin embargo, no ofrece distinciones tan claras.

Ralph Waldo Emmerson dijo una vez una famosa frase: “No es el destino;, es el viaje”. Es poco probable que se refiriera al impacto de lo Digital en las empresas, pero la cita es muy apropiada en este contexto. En el ámbito penitenciario, los profesionales y los directivos deben pensar en términos prácticos.

De ello depende la seguridad de los ciudadanos respetuosos con la ley y el éxito de los programas de rehabilitación y reinserción en la sociedad de las personas encarceladas. Como tal, el sector está condicionado a buscar soluciones que estén claramente definidas, que les permitan ver ganancias apreciables o eficiencias en la forma en que operan, sin necesariamente perturbar o cambiar los procesos de negocio. Sin embargo, el éxito en lo Digital exige atemperar este instinto.

El error más fundamental que se puede cometer al embarcarse en el viaje digital es asumir que el viaje termina. Para tener éxito en cualquier esfuerzo digital, los profesionales de las correcciones deben reconocer que el proceso digital es continuo.

La tecnología, impulsora de lo Digital, siempre está evolucionando, cambiando y avanzando. Como tal, siempre están surgiendo oportunidades digitales. Las posibilidades que la tecnología digital puede ofrecer a las organizaciones, incluidas las penitenciarias, no tienen fin.

Priorización empresarial

Dependiendo de la perspectiva de cada uno, la noción de posibilidades infinitas puede ser emocionante o aterradora. La mejor manera de asegurarse de que uno siente lo primero y no lo segundo es mediante una sólida visión empresarial. Para el profesional penitenciario, esto significa centrarse en los resultados deseados de las operaciones.

Toda organización penitenciaria tiene una serie de objetivos que se esfuerza por alcanzar. A menudo, estos objetivos son ambiciosos. También pueden ser continuos, como la reducción de la reincidencia.

Para avanzar hacia estos objetivos, los líderes deben determinar qué resultados deseados se alinean con estos objetivos, qué interdependencias existen y, a continuación, crear un subconjunto de actividades que puedan conducir a la consecución de dichos resultados. La superposición del pensamiento digital sobre esta visión es la forma en que puede empezar a tomar forma un enfoque digital más eficaz.

Al adoptar una perspectiva centrada en los resultados, una organización puede empezar a comprender las interdependencias que existen entre las actividades necesarias para obtener los resultados.

Aplicar la tecnología digital a estos resultados permite a una organización priorizar la inversión digital en función de sus necesidades más apremiantes. A su vez, esto permite a la organización reducir las posibilidades de implantación de la tecnología digital para centrarse en la obtención de resultados.

Al “simplificar” de este modo la consideración de lo Digital, resulta más fácil comprender cómo lo Digital puede aumentar, mejorar, cambiar o incluso eliminar una función o área de las operaciones penitenciarias. Los matices que requieren investigación a la hora de tomar decisiones en este escenario caen en áreas más tradicionales, principalmente el mantenimiento de una visión empresarial, el uso de la visión empresarial para priorizar y la consideración de la interoperabilidad.

Interoperabilidad frente a “intraoperabilidad”

Considere las funciones que comprenden las operaciones de los entornos penitenciarios como “módulos”. Por ejemplo, los servicios sanitarios, la educación, los programas de rehabilitación y los recursos humanos pueden considerarse módulos que permiten el funcionamiento de los centros penitenciarios.

Al considerar los resultados deseados y las actividades necesarias para conseguirlos, a menudo son los elementos de estos módulos, o módulos enteros, los que se ven afectados por las estrategias y planes que se desarrollan para conseguir dichos resultados.

Además, al investigar y priorizar las oportunidades digitales, son estos módulos los que pueden revolucionar las operaciones. Sin embargo, la revolución en un solo módulo puede afectar negativamente a otros módulos de la operación. Por ello, la interoperabilidad y la priorización empresarial son matices críticos a comprender en el viaje digital.

La interoperabilidad, definida en términos generales, es la capacidad de los distintos sistemas para acceder, intercambiar, integrar y utilizar datos de forma conjunta más allá de las fronteras. Un ejemplo en el ámbito penitenciario serían los datos generados para un módulo de servicios sanitarios.

Las características de una persona encarcelada que se alinean con el módulo de servicios sanitarios podrían utilizarse en el Sistema de Gestión de Delincuentes para fundamentar la toma de decisiones. Si la persona encarcelada tiene alguna discapacidad, las limitaciones físicas registradas en su expediente médico pueden ayudar a asignarle una cama adecuada. O las alergias señaladas en el mismo historial médico podrían utilizarse como base para la selección de menús en los servicios de alimentación.

Por lo tanto, a la hora de invertir en el ámbito digital, debe tenerse en cuenta la interoperabilidad para garantizar un cierto nivel de “garantía de futuro”, de modo que cuando se produzcan otras inversiones digitales, los módulos puedan conectarse sin necesidad de una configuración o remodelación significativas.
Dicho esto, propongo renombrar estas oportunidades de integración interna. Sugiero que consideremos las conexiones realizadas entre módulos como oportunidades de “intraoperabilidad”.

El grado de eficiencia y eficacia de las operaciones conseguido mediante un enfoque digital depende de que los módulos interactúen a la perfección. Cuanto mejor pueda una organización correccional planificar la intraoperabilidad y la integración a nivel empresarial, mejor preparada estará para generar valor y ahorrar costes a largo plazo, gracias a la reducción de la necesidad de personalización y desarrollo.

Esto nos lleva a preguntarnos qué significa la interoperabilidad para el sistema penitenciario. La oportunidad de la interoperabilidad es más amplia y existe en todo el sistema de justicia penal. La polícia, los tribunales, las instituciones penitenciarias y los centros de inserción social dependen a menudo de los datos generados por unos y otros. Debido al número de intercambios que deben producirse para que la información pase de una parte a otra, existe un riesgo significativo de retraso, duplicación o error.

Para lograr verdaderamente la interoperabilidad, el sistema penitenciario debe encontrar la manera de conectarse con sus homólogos en la justicia penal.

Colaboración

Crear interoperabilidad en todo el continuum de la justicia penal no es una tarea fácil, por lo que la única forma de lograrlo es a través de la colaboración. Para las entidades del sector público organizadas bajo el amplio paraguas de la Seguridad Pública, lo Digital debe ser visto como el imperativo que puede impulsar la colaboración y cooperación entre las organizaciones.

A su vez, lo Digital es también la oportunidad perfecta para abrir la puerta a la asociación con proveedores e investigadores.

Las relaciones sólidas con los proveedores pueden crear una vía de doble sentido que puede influir positivamente en la dirección del sector penitenciario.
Para los profesionales, es fundamental involucrar a proveedores que puedan proporcionar información y orientación sobre cómo apoyar mejor lo digital.

Los proveedores pueden compartir conocimientos sobre las herramientas y tecnologías disponibles en el mercado, formas creativas y rentables de implementarlas, y las mejores prácticas intersectoriales para garantizar la estabilidad y continuidad durante los períodos de cambio que lo digital inevitablemente introducirá.

A su vez, un fuerte compromiso con los profesionales puede ayudar a los proveedores a comprender las necesidades únicas del ámbito penitenciario.
Los profesionales tienen la oportunidad de ayudar a influir en el mercado para garantizar que los proveedores puedan presentar soluciones que cumplan los requisitos prácticos y funcionales del papel fundamental que desempeñan los centros penitenciarios en la sociedad.

La investigación puede ayudar tanto a los profesionales como a los proveedores a entender cómo será el futuro del sector. A través de un análisis riguroso de la situación actual y de teorías basadas en pruebas sobre cómo ajustar las prácticas para prestar un mejor servicio a las personas encarceladas y a los ciudadanos, la investigación puede ayudar tanto a los profesionales como a los proveedores a tomar mejores decisiones en materia de políticas, tecnología y práctica.

Volviendo a nuestras preguntas clave: ¿Qué es lo Digital? Lo Digital es una mentalidad que permite mejorar los procesos empresariales.
¿Qué significa el de lo Digital en el ámbito penitenciario? Significa inversión estratégica en oportunidades impulsadas por prioridades y resultados, con la vista puesta en garantizar la operatividad de la empresa. ¿Qué significa lo Digital para usted en el sector penitenciario?

Lo digital ofrece a todas las partes interesadas del sector penitenciario la oportunidad de lograr mejores resultados a través de un concepto inesperado: la comunidad. Si trabajamos juntos, podremos alcanzar con éxito nuestras ambiciones digitales.

Lea el punto de vista de expertos y responsables de la toma de decisiones.

Arun Vanapalli es el responsable de Accenture para el sector penitenciario en Norteamérica y cuenta con amplia experiencia en la prestación de servicios de TI, gestión del cambio, transformación de TI y estrategia organizativa en el sector público y privado. Ha desarrollado estrategias tecnológicas y organizativas y colabora con profesionales del sector penitenciario en todo el mundo. La transformación de la seguridad pública para generar mejores resultados para todas las partes interesadas le hace ilusión. Se enfoca en comprender las tendencias sociales y tecnológicas para optimizar el cambio organizacional.

Gustar/ Compartir:
More stories
Revolucionando los entornos penitenciarios: La aplicación AIM combate el suicidio y las autolesiones