Nela Kuburovic MoJ Justice Serbia

La reforma judicial de Serbia: la estrategia para acercarse a la Unión Europea

// Entrevista: Nela Kuburovic

Ministra de Justicia, República de Serbia

 

JT: Hemos tenido conocimiento que su Ministerio está desarrollando un Plan de Acción y una Estrategia Nacional de Reforma Judicial.
¿Puede hablarnos más sobre estos documentos y cómo van a generar cambios en el sistema correccional serbio?

NK: Ya en 2013, la República de Serbia adoptó una Estrategia Nacional de Reforma Judicial para 2013-2018 y un plan de acción correspondiente. Estos documentos estratégicos proporcionaron una base para la redacción de un Plan de Acción – el Capítulo 23 – que abarca tres grandes áreas: el poder judicial, la lucha contra la corrupción y los derechos básicos.

La calidad de la implementación de las actividades y medidas de ese capítulo impactará el progreso de Serbia en el proceso de negociación, porque la apertura del Capítulo 23 inicia las negociaciones con la Unión Europea y es lo que va a cerrar la finalización de las negociaciones.

La reforma del sistema de sanciones penales también forma parte de la reforma judicial. En todos los países, las prisiones son el tercer aro en la cadena de protección de la sociedad. Consideramos que las prisiones son tan importantes como la policía o el ejército.

La sección de la Estrategia Nacional de Reforma Judicial para 2013-2018, que se refiere al establecimiento de un sistema eficiente y sostenible de cumplimiento de las decisiones judiciales, subraya ciertas prioridades de la reforma del sistema de sanciones penales. Esas prioridades incluyen el desarrollo infraestructural o el aumento y la mejora de las condiciones de alojamiento de los condenados y detenidos, el respeto de los derechos humanos, una atención sanitaria adecuada, la protección de grupos vulnerables, la seguridad en condiciones humanas, un mayor desarrollo y una aplicación más amplia de sanciones alternativas, mejorando la eficacia del tratamiento, capacitando y ocupando a los condenados, incluyendo la introducción de un nuevo y más avanzado programa de capacitación de empleados.

Estas áreas se han definido en detalle a través de la Estrategia de Desarrollo del Sistema de Sanciones Penales hasta 2020, que se elaboró con el apoyo de la Misión de la OSCE en Serbia y fue adoptada por el Gobierno de Serbia a finales de 2013.

En línea con estos documentos estratégicos, las actividades prioritarias para la aplicación de sanciones penales representan un nuevo desarrollo del sistema para la protección de la sociedad contra el crimen. Esto solo se puede lograr a través de una mejora continua de las condiciones bajo las cuales las sanciones se ven afectadas, y la aplicación de un tratamiento moderno a los condenados hacia su exitosa reintegración a la sociedad y la reducción de la tasa de reincidencia.

 

 

La ministra Kuburovic visitando un taller de costura en una prisión serbia para mujeres

JT: En el ámbito de la Justicia, en general, y en lo que respecta a la justicia penal, en particular, ¿Cumple Serbia lo suficiente como para integrar la Unión Europea en un futuro previsible?

NK: El Capítulo 23 es el más complejo y el más difícil del proceso de negociaciones con la UE. Lo que separa a Serbia de otros países que han finalizado sus negociaciones, o que todavía las están llevando a cabo, es su manera completamente diferente de valorar el progreso.

La Comisión Europea evaluará nuestro progreso mediante parámetros específicos, como el número de causas civiles cerradas, decisiones definitivas en casos de crimen organizado y corrupción, duración media de los procedimientos judiciales, etc. En otras palabras, no bastará con simplemente adoptar legislación sino que se insistirá en los resultados de la implementación de la legislación. Aunque puede ser un camino más difícil, garantizará la calidad y la seguridad, porque la judicatura Serbia se habrá reformado de manera que permita a sus ciudadanos beneficiarse positivamente de las reformas.

Serbia ha elegido el camino de la integración europea sin dudarlo. Sin embargo, la principal razón del Gobierno para llevar a cabo las reformas es el bienestar de los ciudadanos. Con cada actividad hasta ahora realizada en el campo de la judicatura y la lucha contra el crimen organizado y la corrupción – por cierto de acuerdo con el Plan de Acción para el Capítulo 23 – puedo decir, con confianza, que Serbia está en el camino correcto para implementar las reformas. Incluso nuestros amigos europeos lo han confirmado, a través de su apoyo en conferencias, en informes oficiales y en varios proyectos sobre el desarrollo del sistema judicial que se está implementando en Serbia, pero financiado por la UE.

Serbia hará todo lo que esté a su alcance para cumplir con todas las condiciones para hacerse miembro de la UE, sin embargo, un hecho debe tenerse en cuenta: que Serbia cumpla esas condiciones también depende de la UE.

Serbia ha elegido el camino de la integración europea sin dudarlo, sin embargo, la principal razón de las reformas es el bienestar de los ciudadanos.

JT: Serbia tiene una alta tasa de población carcelaria, el sistema está siendo administrado por encima de su capacidad física – alrededor del 109% de ocupación –  y viene sufriendo aumento en la población carcelaria a través de los años, desde el año 2000. (Fuente: PrisonStudies.org).
¿Cuáles son sus comentarios ante de estos hechos?

NK: Hay alrededor de 10.600 condenados y detenidos en las cárceles y prisiones Serbias, aunque su capacidad apenas supera los 9.800 plazas. A primera vista, se puede concluir que las prisiones Serbias están superpobladas, sin embargo, si considera todo lo que se ha hecho para desarrollar la capacidad de infraestructura en los últimos años, se dará cuenta de que la situación, hoy en día, es drásticamente mejor que poco más de hace 5 años.

En el último informe del Consejo de Europa, se felicitó a Serbia por su progreso en el aumento de las capacidades de alojamiento en las prisiones. Hoy, podemos legítimamente afirmar que ya no estamos «en la lista negra», porque las condiciones en los establecimientos serbios son significativamente mejores que en algunos países de la Unión Europea. Nuestros datos respaldan esta afirmación: en 2011, Serbia tenía un promedio de 157,6 personas por cada 100 plazas disponibles, en la actualidad, la proporción es de 106,4 por 100.

El Ministerio de Justicia viene dedicando esfuerzos para fortalecer las capacidades de las instituciones correccionales penitenciarias a fin de mejorar las condiciones de vida de los reclusos según las normas de la UE y las condiciones laborales de los empleados. En los últimos cuatro años, casi todas las prisiones en Serbia fueron sometidas a trabajos de reconstrucción o remodelación. Se prestó especial atención a las grandes instituciones y a la prisión-hospital.

Actualmente, se están llevando a cabo obras de remodelación en el ala existente de la prisión para mujeres en Požarevac y se está construyendo otra ala nueva. Del mismo modo, esperamos que la construcción de nuevas infraestructuras para otras tres prisiones comience pronto y ya estamos implementando dos grandes proyectos de inversión. La construcción de una nueva prisión en Pančevo, con capacidad para 500 personas, se terminará a principios de 2018, y la de una nueva prisión, en Kragujevac, que albergará a 400 condenados, empezará en 2018.

En mayo de 2017, el Gobierno Serbio adoptó una Estrategia para Reducir el Hacinamiento en las Prisiones hasta 2020 debido a que el significativo aumento de las capacidades no ha sido suficiente para igualar el número total de reclusos.

Cuando se terminen todos los proyectos de construcción y renovación, Serbia será un buen ejemplo en condiciones de alojamiento en las prisiones para otros países, no solo de la región, sino también en toda Europa.

Al mismo tiempo, también hemos estado haciendo grandes esfuerzos para la reintegración social de los condenados. Siguiendo las recomendaciones del Comité para la Prevención de la Tortura, hemos registrado un aumento del porcentaje de internos involucrados en ocupaciones laborales, en clases o formación profesional dentro de las prisiones. Lo que es particularmente relevante es que sus diplomas de graduación no revelan que se obtuvieron durante el cumplimiento de su condena. De esta forma, disminuimos sus posibilidades de ser estigmatizados tras su liberación, permitiéndoles encontrar un trabajo más fácilmente.

 

 

La Ministra Kuburovic y su delegación durante una visita a la institución penitenciaria
de Pozarevac, Serbia

JT: ¿Cuál es el estado de las relaciones entre Serbia y la Unión Europea en términos de Justicia, en general, y en materia penal, en particular? ¿Y cómo puede el país beneficiarse de la cooperación con los estados de la Unión Europea?

NK: Estamos recibiendo un apoyo significativo para implementar nuestra reforma judicial de parte de socios e instituciones internacionales, como la Unión Europea, el Banco Mundial, la OSCE, etc. El apoyo se recibe a través de fondos de diferentes proyectos, donaciones, asistencia legal…

La Unión Europea es uno de los socios más grandes e importantes que ha proporcionado asistencia de diversas formas no solo al Ministerio de Justicia, sino también a todos los demás órganos judiciales e instituciones para ayudarlos a alcanzar sus objetivos.

Uno de los proyectos más importantes para el sistema judicial y la sociedad en general es EU IPA 2013 – Proyecto de Prevención y Lucha Contra la Corrupción. La lucha contra la corrupción y el crimen organizado es una de las principales prioridades del Gobierno Serbio. Hay todo un subcapítulo del Capítulo 23 que está dedicado a este tema. En consonancia con la aplicación de las medidas y las actividades definidas en ese subcapítulo, a finales de 2016 Serbia aprobó una nueva ley sobre la organización y las competencias de las autoridades gubernamentales en la lucha contra el crimen organizado, el terrorismo y la corrupción. Además, también hemos adoptado enmiendas a nuestro Código Penal que introdujeron siete nuevos tipos de delitos comerciales y financieros.

Las nuevas soluciones legislativas traen novedades a las formas en que se organizan y dirigen los tribunales y las fiscalías. Después del 1 de marzo de 2018, se formarán equipos especiales, un «grupo de trabajo», en cuatro fiscalías, que se ocuparán exclusivamente de los casos de corrupción.Dado que la ley implica una reorganización completa de la judicatura y la creación de capacidad de los órganos judiciales, se ha asignado un período de transición entre su adopción y la fecha de cumplimiento, de modo que el sistema se prepare para una transición efectiva. Esto implica principalmente el entrenamiento de jueces, fiscales y oficiales de policía. Esta preparación para el inicio de la aplicación de la nueva ley y el establecimiento de nuevos delitos en nuestro Código Penal solo son posibles gracias al proyecto EU IPA 13.

 

Respecto al sistema de aplicación de sanciones penales, también comenzamos a implementar un nuevo y gran proyecto de hermanamiento con la UE, hace unos meses. El proyecto se llama «Mejorando la Capacidad del Sistema Penitenciario» y realmente nos ayudará a implementar las actividades definidas por el Plan de Acción para el Capítulo 23. Como parte del proyecto, habrá cursos de capacitación sobre la aplicación de programas especializados de tratamiento de condenados y de grupos vulnerables entre los condenados (menores, discapacitados mentales, adictos, mujeres, personas con necesidades especiales, ancianos). Para reducir la probabilidad de reincidencia, se concederá una atención especial a la educación y la capacitación para el empleo, a la mejora de las habilidades profesionales de las mujeres encarceladas, por lo que aumentamos sus oportunidades de empleo después de cumplir sus condenas. Además, el personal médico y de seguridad de las prisiones también recibirá entrenamiento. Al final de este proyecto, el Centro de Capacitación de la Administración para la Aplicación de Sanciones Penales continuará brindando entrenamiento a todo el personal de las unidades penitenciarias, en línea con una metodología de trabajo avanzada y nuevos programas de capacitación.

Además, la UE ha apoyado el desarrollo y el fortalecimiento de un sistema de sanciones penales alternativas mediante el asesoramiento para la adquisición aparatos de vigilancia electrónica. Este proyecto en particular ha avanzado, con éxito, nuestro sistema de sanciones alternativas, los métodos de trabajo, y ha aumentado las capacidades del Servicio de Libertad Vigilada.

El sistema penitenciario es el tercer aro en la cadena de protección de la sociedad, es tan importante como la policía o el ejército.

JT: Como Ministra de Justicia, ¿cuáles son las cosas que decisivamente quisiera hacer durante su mandato?

NK: Sin duda, Serbia ha optado por el camino de la adhesión a la Unión Europea, y esto implica principalmente la armonización de nuestro marco jurídico con el Acquis* de la Unión Europea, siendo el Estado de Derecho una de nuestras prioridades. La promoción del Estado de Derecho, en sentido amplio, se ha definido a través de las medidas del Plan de Acción para el Capítulo 23. Incluyen el fortalecimiento de la independencia y de la eficiencia judicial, la promoción de los derechos humanos y una lucha sistemática contra la corrupción y el crimen.

Sin embargo, personalmente, pienso que una de las tareas más importantes del Ministerio de Justicia es reducir la duración de los procedimientos judiciales y garantizar, a todos los ciudadanos de este país, el derecho a un juicio justo. Debemos recuperar la confianza de los ciudadanos en el poder judicial y, para mí, como Ministro de Justicia, representará uno de los mayores retos en los tiempos que se avecinan.

 

*  El acumulado de leyes y obligaciones de la Unión Europea desde 1958 hasta la fecha.

//

Nela Kuburović es la Ministra de Justicia del Gobierno de Serbia desde agosto de 2016. Antes de ser nombrada Ministra, fue Viceministra de Justicia. Se graduó en Derecho en la Universidad de Belgrado; desde 2006, trabajó como juez asistente en el Primer Tribunal de Belgrado y fue secretaria en el Ministerio de Justicia entre 2008 y 2009. Luego, se trasladó al Consejo Superior de la Magistratura, como parte del Departamento de Legislación, y, desde 2013, como jefa del Departamento del Estatus de los Jueces en la Oficina Administrativa del Consejo del Tribunal Supremo.

Gustar/ Compartir:
More stories
Web_Interviews_James-Bonta_900x950(2)
Riesgo-Necesidad-Responsividad: cómo el modelo RNR marca la diferencia en la seguridad pública