Las prisiones inteligentes y los sistemas de inteligencia artificial se expanden en Finlandia

Artículo

Pia Puolakka

En 2021, el Servicio de Prisiones y Libertad Condicional de Finlandia (PPS, por su sigla en inglés) presentó la primera prisión inteligente del país, un centro para mujeres que alberga a 100 reclusas.

La cárcel de Hämeenlinna proporcionó equipos móviles personales que permitían a las internas de ese centro acceder a servicios digitales. Ellas podían comunicarse y gestionar las tareas cotidianas dentro de la prisión, así como comunicarse con el mundo exterior mediante videollamadas y servicios en línea en lista blanca.

En diciembre de 2022, el proyecto Smart Prison se amplió a la prisión de Pyhäselkä, un centro para reclusos varones en el noreste de Finlandia, cerca de la frontera con Rusia. Esta prisión es una unidad cerrada que atiende a casi 70 internos. La implantación en Pyhäselkä comenzó en un pabellón, y la asignación de aparatos móviles para uso personal se extendió al resto de la prisión durante el primer trimestre de 2023. La policlínica de la prisión también está utilizando el sistema para consultas electrónicas con los reclusos.

El concepto de prisión inteligente es similar al de la prisión de Hämeenlinna; ello incluye usuarios administrativos activos que se encargan de dar orientación digital a los reclusos y el personal a diario. La colaboración con socios externos ha dado un paso completamente nuevo gracias a los dispositivos móviles. Los reclusos pueden ahora hacer videollamadas directamente desde sus celdas con diversos funcionarios, a sus abogados y a ONG que prestan servicios de rehabilitación.

El sistema de correo electrónico que se proporciona a los reclusos como parte de nuestro proyecto Smart Prison ha sido bien recibido por el personal. Se espera que el correo en papel disminuya a medida que el sistema de correo electrónico sustituya a la forma tradicional de mantenerse en contacto con las personas encarceladas.

Diversas cuestiones de seguridad pueden preocupar al personal en relación con el sistema de correo electrónico de los reclusos, pero, por otro lado, éstos pueden ahora gestionar sus rutinas diarias de forma más independiente, implicando a organismos externos y manteniéndose en contacto con profesores y trabajadores sociales, por ejemplo.

El proyecto Smart Prison ha atraído una gran atención internacional. El Servicio de Prisiones y Libertad Condicional de Finlandia recibió numerosas consultas de otros países sobre las características y requisitos clave del sistema inteligente denominado Doris.

Doris fue el nombre elegido por las reclusas y significa “Sistema Rápido de Información Organizado Digitalmente”. Al mismo tiempo, también es un nombre de mujer en muchos países, lo que recuerda que el sistema fue utilizado por primera vez por reclusas finlandesas. En el futuro, Doris se extenderá a las quince unidades penitenciarias cerradas de Finlandia. El ritmo de implantación será de unas dos nuevas prisiones al año.

Dispositivos personales en las celdas a disposición de los reclusos en las prisiones inteligentes finlandesas.

El Servicio de Prisiones y Libertad Condicional de Finlandia también sigue interesado por el uso de sistemas de Inteligencia Artificial (IA). Este año, el Consejo de Europa ultimará las recomendaciones sobre el uso de la IA en entornos penitenciarios y de libertad condicional, y Finlandia ha participado activamente en el proceso de redacción. Una especialista de PPS, Pia Puolakka, ha formado parte del grupo de trabajo que ha redactado las recomendaciones y, basándose en ellas, este año se pondrán a prueba nuevos proyectos piloto de IA en las cárceles finlandesas.

En mayo de 2022 se introdujo un nuevo sistema de gestión de delincuentes (OMS) denominado Roti. RISE AI está diseñado para ser una nueva función de nuestro OMS. Se basa en el uso de inteligencia artificial para evaluar y analizar los riesgos y necesidades de los delincuentes y recomendar servicios que contribuyan a reducir la reincidencia. RISE AI es un sistema de recomendación que simula el proceso de evaluación, planificación y asesoramiento de los delincuentes llevado a cabo por expertos humanos.

Se supone que es una nueva herramienta para los coordinadores superiores, responsables del proceso de planificación de las penas, no una herramienta automatizada de toma de decisiones, lo que iría en contra del uso ético de la IA en los centros penitenciarios. Las ventajas serán un proceso de planificación de penas más eficiente y eficaz y una mejor adecuación entre las necesidades de los delincuentes y los servicios y programas que se les ofrecen durante su condena.

También se espera que RISE AI ayude a los delincuentes de corta duración que pasan por el sistema penitenciario. La primera versión de RISE AI se pondrá en marcha en otoño de 2023, una vez que el personal haya recibido la formación necesaria para utilizar la nueva herramienta digital. Además, el Servicio de Prisiones y Libertad Condicional de Finlandia ha participado recientemente en el proyecto piloto de Aurora AI, un programa nacional de Inteligencia Artificial.

Se trata de un sistema de recomendación que ayuda a los ciudadanos a encontrar los servicios públicos necesarios y pertinentes en una plataforma común de proveedores de servicios públicos. La idea es digitalizar y automatizar parcialmente el proceso de asesoramiento de servicios y aumentar la compatibilidad entre los servicios y las múltiples necesidades de los ciudadanos. El Ministerio de Hacienda y el Organismo de Servicios de Datos Digitales y Demográficos dirigen el programa.

El Servicio Penitenciario está probando actualmente la interfaz de usuario de Aurora AI para delincuentes en dos prisiones y una oficina de libertad condicional. El objetivo principal es permitir a las personas encontrar los servicios que les ayudarán a reintegrarse en la sociedad mientras cumplen su condena y en la transición de la cárcel a la vida civil.

El desarrollo conjunto con los usuarios de los servicios es esencial para que los sistemas de IA se centren en el ser humano y sean éticos. Ambos sistemas de IA contribuirán a apoyar el proceso global de gestión de los delincuentes, incluida la fase crítica de la puesta en libertad. Recopilaremos y analizaremos las lecciones aprendidas del proyecto de desarrollo de los sistemas RISE AI y Aurora AI para saber cómo seguir adelante, teniendo en cuenta los intereses tanto de los delincuentes como de nuestro personal.

Pia Puolakka trabaja para el Servicio Finlandés de Prisiones y Libertad Condicional desde 2012. Como especialista sénior y jefa de equipo en la dirección de seguridad, protección y orientación individual sus funciones incluyen el desarrollo de servicios digitales para la rehabilitación, liderando la implantación del sistema Smart Prison y el desarrollo de aplicaciones de inteligencia artificial. Es miembro del grupo de expertos en TIC de EuroPris y forma parte del grupo de trabajo del Consejo de Europa que elabora recomendaciones para el uso de la IA en los centros penitenciarios. Es psicóloga forense de formación.

Gustar/ Compartir:
More stories
Sistema penitenciario de Ontario: Transformar el futuro superando los desafíos