Más allá de las prisiones: mujeres y correcciones comunitarias – grupo de trabajo de la ICPA

Artículo

 Diane Williams & Jennifer Oades

La tasa de encarcelamiento de mujeres se ha disparado a nivel mundial en aproximadamente un 53% desde 2000 y ha superado la tasa de encarcelamiento en el caso de los hombres, que ha experimentado un aumento de alrededor del 20% durante este mismo periodo (1). Si bien han pasado diez años desde la adopción de las Reglas de Bangkok, está claro que los progresos mundiales en esta área han sido desgraciadamente escasos. Las mujeres en conflicto con la ley tienen caminos únicos hacia el sistema de justicia penal y sus necesidades únicas deben ser reconocidas y abordadas a través de procedimientos y prácticas penitenciarias y de libertad condicional basados en la evidencia y con una perspectiva de género. 

Uno de los puntos fuertes de la Asociación Internacional de Correccionales y Prisiones (ICPA, por sus siglas en inglés) es que su membresía está compuesta por funcionarios gubernamentales, profesionales, funcionarios penitenciarios, responsables políticos, investigadores y otras partes interesadas de todo el mundo. Todos están interesados en hacer avanzar las correcciones y el sistema de justicia penal. Es a través de asociaciones internacionales como la ICPA que podemos ser una voz de influencia para el cambio. 

Nuestro Comité Directivo está compuesto por un grupo de funcionarios penitenciarios, profesionales, directores y académicos de varias partes del mundo con un interés compartido en examinar formas en las que podemos abordar activamente las desigualdades que enfrentan las mujeres y pasar a un sistema correccional basado principalmente en la comunidad. El objetivo del grupo de trabajo es desarrollar un marco general y un modelo globalmente inclusivo, con el objetivo de informar a los gobiernos, los responsables políticos, los profesionales, el mundo académico y otros socios sobre las formas en que los sistemas correccionales para las mujeres puedan mejorarse. 

Creemos que la comunidad tiene un papel central y clave que desempeñar en el desarrollo de un enfoque exitoso, holístico y centrado en la mujer. También creemos que las alternativas comunitarias deben ser una consideración generalizada y predominante dentro de los sistemas de justicia penal y correccionales. Las cárceles se utilizan de forma excesiva y la solución para comunidades más seguras y saludables reside en mejores servicios y programas en la comunidad. Dos tercios de las mujeres encarceladas son madres y el uso cada vez mayor del encarcelamiento para las mujeres tiene un impacto negativo en sus hijos. Es necesario centrarse en apoyar las alternativas a la prisión y los servicios comunitarios y programas en los que se pueda lograr una reintegración exitosa. 

Actividades del grupo de trabajo y principales conclusiones hasta la fecha

Al principio de su mandato, el grupo de trabajo buscó información de una variedad de fuentes internacionales para identificar tendencias estadísticas, programas e investigaciones relevantes específicos para mujeres en conflicto con la ley, y para guiar mejor nuestras actividades. Realizamos una revisión de la literatura en la primavera de 2019, y, en junio de ese mismo año, encuestamos a varios profesionales, funcionarios penitenciarios e investigadores, a través de la ICPA, sobre programas o políticas que tienen en cuenta las cuestiones de género dentro de sus prisiones y comunidades. 

En octubre, el grupo de trabajo también celebró una reunión de consulta con las partes interesadas internacionales, en la Conferencia Anual de la ICPA, en Buenos Aires. A través de nuestras consultas, esfuerzos de investigación y debates con las partes interesadas, hemos descubierto que existe un gran interés internacional en los programas y la investigación con perspectiva de género. Sin embargo, no es sorprendente que también hayamos descubierto que los desarrollos y/o avances en esta área han sido escasos. Dado el aumento significativo de la tasa de encarcelamiento de mujeres en todo el mundo, creemos que es urgente invertir en los recursos apropiados e investigar iniciativas específicas de género para configurar mejor las prácticas. 

El grupo de trabajo ha participado en muchas actividades; hemos afianzado nuestra presencia en la web donde se puede encontrar más información sobre nosotros. También distribuimos un boletín trimestral que destaca los eventos actuales, los programas y las investigaciones específicas para las mujeres, en varias partes del mundo. En diciembre de 2020, tuvimos el placer de moderar el evento de la Academia de Aprendizaje de la ICPA «Estrategias para mujeres delincuentes» con la Dra. Loraine Gelsthorpe (Universidad de Cambridge), la Dra. Chontit Chuenurah (Instituto de Justicia de Tailandia) y Emilie Coyle (Asociación Canadiense de Sociedades de Elizabeth Fry) como ponentes. 

Más recientemente, el grupo de trabajo elaboró una Guía de Análisis de Coste-Beneficio que está destinada a ser utilizada por organizaciones centradas en las mujeres y proveedores de programas, para identificar el coste-beneficio y/o la rentabilidad de sus programas, para que puedan obtener apoyo financiero y político. Ahora buscamos colaborar con organizaciones y asociaciones para pilotar la Guía en tiempo real.

Newsletter
Imagen utilizada en la portada del boletín informativo de diciembre de 2020 del Grupo de trabajo

Impacto de la pandemia en cuestiones de género existentes en los entornos correccionales

Desafortunadamente, las enfermedades transmisibles como la COVID-19 pueden propagarse más fácilmente dentro de las prisiones, debido al gran número de personas que están dentro de los edificios, el uso de espacios compartidos y el estrecho contacto entre los reclusos y el personal. Hemos visto cómo la COVID-19 se ha propagado rápidamente en las prisiones cuando no se controla. También hemos visto cómo se han reducido significativamente los programas comunitarios durante la pandemia, lo que hizo que la reintegración fuera mucho más difícil. Ha supuesto un gran desafío para los proveedores de programas y los funcionarios penitenciarios, ya que necesitan garantizar la salud y la seguridad de sus clientes y su personal. 

Una encuesta reciente de la Organización Mundial de la Salud, en la que participaron ciento treinta países, informó de interrupciones significativas en los servicios de salud mental, el asesoramiento y la psicoterapia, incluido el acceso a medicamentos para la salud mental y los trastornos causados por el consumo de sustancias (2). Las mujeres se han visto más afectadas negativamente durante la pandemia, ya que se enfrentan a más barreras en cuanto a su reinserción, después de su puesta en libertad, que los hombres. Esto es debido a tasas más altas de trastornos concurrentes, problemas de salud mental, responsabilidades relativas al cuidado de los hijos, acceso a vivienda segura, limitaciones de empleo y pobreza (3).

Dar la bienvenida a la participación y cooperar con las partes interesadas

Estamos muy satisfechos con el nivel de participación de la comunidad internacional y otras asociaciones de justicia penal y correccionales. Han pasado dos años desde que se creó el grupo de trabajo y recibimos continuamente consultas de personas interesadas en contribuir y/o saber más sobre lo que estamos haciendo. Esperamos que este nivel de participación e interés continúe a medida que la información sobre nuestro grupo de trabajo se difunde gracias a revistas como JUSTICE TRENDS.


Referencias

(1) Walmsley R. (2018), World Prison Population List, 12th edition, Institute for Crime and Justice Policy Research.

(2) World Health Organization. (2020). The impact of COVID-19 on mental, neurological and substance use services: results of a rapid assessment; Geneva. 

(3) National Resource Center on Justice Involved Women. (2012). Ten truths that matter when working with justice involved women. Washington, DC: U.S. Department of Justice, Office of Justice Programs, Bureau of Justice Assistance.

Diane Williams

Diane Williams

Diane Williams fue nombrada presidenta emérita de la Fundación Safer en abril de 2014, después de haber ocupado el cargo de presidenta y directora ejecutiva durante más de 18 años. Diane es licenciada en Educación y Administración de Empresas, y tiene más de 20 años de experiencia trabajando en justicia penal. Es tesorera de la Asociación Internacional de Correccionales y Prisiones (ICPA) y también de la Asociación Internacional de Psicología Penitenciaria y Forense. También forma parte de la Junta Directiva del Consejo de Justicia Penal (EE.UU.). En 2011, Diane recibió el premio «Champion of Change» del Presidente Obama.

Jenniffer Oades

Jennifer Oades

Jennifer Oades es la presidenta de la Junta de Libertad Condicional de Canadá. Su carrera en el sistema correccional abarca más de veinticinco años, y ha ocupado distintos cargos que incluyen oficial de libertad condicional, asesora principal de políticas, directora general de políticas y comisionada adjunta para la mujer en el Servicio Penitenciario de Canadá. Fue la primera directora ejecutiva de la Asociación Internacional de Correccionales y Prisiones (ICPA) y asumió el liderazgo en su establecimiento formal. Ha recibido numerosos premios de distinción, incluida la Medalla del Jubileo de Diamante de la Reina Isabel II. Jennifer Oades es licenciada en Antropología y Estudios Nativos por la Universidad de Trent.

Publicidad institucional
ICPA - upcoming events
Gustar/ Compartir:
More stories
Inversiones múltiples para transformar el sistema penitenciario panameño