Brasil: Estado de Espírito Santo toma medidas para modernizar el sistema de justicia

Entrevista

Renato Casagrande

Gobernador, Estado de Espírito Santo, Brasil

En esta entrevista, Renato Casagrande, el Gobernador del Estado de Espírito Santo, Brasil, habla sobre los desafíos y los avances realizados en el sistema de justicia del estado.

El gobernador nos habla sobre los planes de modernización del sistema de justicia a través de la implementación del programa Moderniza/ES, que tiene como objetivo mejorar la infraestructura, las metodologías y las soluciones tecnológicas para apoyar la reinserción de los presos liberados.

También explora los esfuerzos del estado para proporcionar oportunidades laborales y capacitación profesional a los presos y exconvictos, con resultados prometedores a través de asociaciones con industrias e instituciones locales.

¿Cuáles son los principales retos del Estado en materia de justicia?

RC: Los principales desafíos del estado no son muy diferentes de los desafíos de nuestro país en general. En Espírito Santo todavía tenemos un número de reclusos por encima del número de vacantes disponibles. Sin embargo, en estos últimos cuatro años conseguimos estabilizar el número de la población carcelaria, que en los años anteriores aumentaba en 1.500 personas por año.

Esta estabilización fue alcanzada a través de un esfuerzo conjunto del gobierno del estado con el Consejo Nacional de Justicia (CNJ), involucrando el poder judicial, el Ministerio Público (MP) y la Defensoría Pública. Lo hicimos mediante la priorización de las instrucciones de cargos, los tribunales de ejecuciones penales, la transformación de los procesos físicos en procesos electrónicos, el uso de tobilleras electrónicas y otros mecanismos para mejorar el sistema de justicia penal.

Si continuáramos al ritmo de adición de 1.500 personas por año en la población carcelaria, esto llevaría a la necesidad de un número inasequible de centros penitenciarios en el estado. La estabilidad alcanzada en los últimos años y la reducción del número de homicidios en el estado demostraron que qualificar el sistema produce efectos positivos.

Las políticas de encarcelamiento y "tolerancia cero" no son sostenibles en la prestación del servicio público.

A pesar de nuestros esfuerzos, aún enfrentamos el desafío de tener una población reclusa que supera el número de vacantes disponibles en el sistema penitenciario del estado.

La resocialización de los reclusos es otro tema retador que requiere de atención constante, incluyendo la reducción del número de personas que reinciden en el mundo de la delincuencia tras su liberación.

Además, es necesario invertir en infraestructuras y tecnología en nuestros centros penitenciarios, así como en la mejora de la prestación de servicios para lograr un sistema de justicia penal más efectivo y justo.

 JT: El estado de Espírito Santo contará con el apoyo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) para implementar el programa Moderniza/ES, cuyo objetivo es fomentar la reinserción social y reducir la reincidencia delictiva.

¿Qué papel desempeñará este proyecto para superar los retos de la modernización de la justicia en Espírito Santo?

RC:El programa Moderniza/ES permitirá construir dos nuevas unidades penitenciarias en el Estado de Espírito Santo, además de reforzar una fuerte inversión en tecnología.

Hemos adoptado un enfoque de inversión tecnológica en la modernización de nuestro sistema penitenciario, con la implementación de nuevas redes de fibra óptica y un sistema de vigilancia de alta tecnología. Sin embargo, todavía existen áreas de oportunidad den cuanto a la gestión de las unidades penitenciarias, cuyos sistemas requieren mejoras para permitir una mayor automatización y un control remoto más eficiente.

Para alcanzar estos objetivos, el programa ha obtenido financiación del BID, y se encuentra ahora en la fase de aprobaciones finales. Esta financiación permitirá acelerar la ampliación del número de plazas y la adquisición de nuevos sistemas y software de gestión, así como la compra de hardware para nuestras unidades penitenciarias.

Además, con este avance en la automatización de la gestión, podremos disponer de profesionales para apoyar aún más el componente de resocialización de la población reclusa.

Com estos avances en la automatización de la gestión, podremos disponer de profesionales para apoyar aún más el componente de resocialización de la población reclusa.

 JT: Además de la tecnología, el proyecto Moderniza/ES también tiene como objetivo apoyar la implementación de alternativas penales a la privación de la libertad y promover la reinserción social.

¿Qué cambios son necesarios para lograr este objetivo?

RC:Para contribuir a la reinserción social de los reclusos y reducir la reincidencia delictiva, hemos decidido organizar y reforzar nuestra Oficina Social, un espacio de servicios donde un grupo de profesionales hace el seguimiento de las personas en régimen semiabierto o cuando salen en libertad, brindándoles oportunidades de empleo y apoyándolas durante un tiempo tras su salida del sistema penitenciario.

Además, estamos comprometidos a mejorar la infraestructura necesaria para ampliar nuestra oferta educativa y profesional, con el objetivo de proporcionar a las personas reclusas las herramientas y habilidades necesarias para reintegrarse exitosamente a la sociedad una vez que cumplan su condena.

Actualmente ya tenemos una de las tasas de educación y profesionalización más altas de Brasil. Cerca del 40% de nuestra población carcelaria estudia, y el 40% trabaja o está en cursos de formación profesional. Consideramos que estos indicadores son fundamentales.

Además, el programa Moderniza/ES permitirá construir las infraestructuras necesarias para atraer más empresas al sistema penitenciario y crear más oportunidades para la población carcelaria. Próximamente inauguraremos una unidad especialmente diseñada para la producción de alimentos destinados a la población reclusa, lo que nos permitirá mejorar la calidad de la alimentación de nuestros internos y reducir costos.

La empresa subcontratada para realizar esta producción de alimentos empleará mano de obra del sistema penitenciario. Gracias a todos estos cambios, nuestras estructuras se adaptarán para involucrar a la población reclusa en todos los servicios internos. Esto reducirá la duración de las condenas de los reclusos y les dará dignidad, ofreciéndoles la oportunidad de ganar algo de dinero prestando un servicio en nuestras unidades. 

 JT: El Estado está invirtiendo en la creación de oportunidades de trabajo y formación profesional para internos y exinternos del sistema penitenciario, en colaboración con diversas instituciones y la industria local. Una muestra de este compromiso fue el reciente homenaje que el Gobernador realizó a 74 empresas e instituciones que recibieron el Sello Social “Resocialización a través del Trabajo”. (Fuente)

¿Cuál es el significado del Sello Social y cuál ha sido el impacto de la asociación entre el Estado, las instituciones y la industria local en la práctica?

RC:Esta implicación ha tenido un resultado muy prometedor, porque las empresas están superando los prejuicios en relación con la contratación de ex reclusos y personas del sistema semiabierto.

Al ver que empresas reconocidas en la sociedad contratan a reclusos o personas que han estado en el sistema penitenciario, esto genera confianza en otras empresas.

Tanto las empresas que operan dentro de nuestras unidades penitenciarias como las que están fuera de ellas tienen acceso a mano de obra a un coste menor, y al mismo tiempo están abriendo puertas y oportunidades para una nueva vida a estas personas.

El Sello Social “Resocialización a través del Trabajo” es un reconocimiento a estas empresas para que también puedan tener incentivos por haber desempeñado un papel importante en la promoción de la ciudadanía.

El Sello Social "Resocialización a través del Trabajo" se otorga a empresas e instituciones asociadas que emplean a presos y ex presos. © SEJUS Espírito Santo

¿Podría mencionar otras medidas relacionadas con la colaboración entre el Estado y la industria que hayan sido destacadas o que se estén implementando actualmente?

RC:Una medida importante que se está implementando es el Fondo Rotatorio del sistema penitenciario. Esta iniciativa permite que el gestor de la Secretaría de Justicia (SEJUS) obtenga autonomía financiera, ya que cada trabajador del sistema penitenciario contribuye con un tercio de su remuneración para la capitalización de este fondo.

Gracias a esta fuente de financiamiento, se están realizando mejoras significativas en las condiciones de las unidades penitenciarias sin la necesidad de aprobación de un presupuesto directo del Tesoro.

El Fondo Rotatorio tiene un efecto pedagógico importante, ya que incentiva el trabajo y la responsabilidad de la persona que está privadas de su libertad. Al saber que su trabajo contribuye al mantenimiento de la unidad carcelaria, se fomenta una mentalidad de contribución y responsabilidad en el interno.

Nuestro objetivo es ampliar la responsabilidad de los funcionarios de prisiones, no solo en el mantenimiento de la seguridad de los centros penitenciarios, sino también en el proceso de resocialización de las personas presas.

Más de 2.500 detenidos en el sistema penitenciario estatal participaron en el Examen Nacional de Educación Secundaria de 2022 para personas privadas de libertad. © SEJUS Espírito Santo

¿Qué importancia tiene la cuestión de la formación y el desarrollo de los funcionarios de prisiones?

RC:Estamos realizando una reestructuración completa de nuestra escuela penitenciaria. Recientemente, hemos aprobado una enmienda en la Asamblea Legislativa y actualmente estamos discutiendo la reglamentación de la carrera de esos profesionales.

Nuestro objetivo es ampliar la responsabilidad de los funcionarios de prisiones, no solo en el mantenimiento de la seguridad de los centros penitenciarios, sino también en el proceso de resocialización de las personas presas. Creemos que la cárcel debe desempeñar un papel importante en la resocialización de los reclusos y que los agentes penitenciarios, especialmente los agentes de la policía criminal, deben participar activamente en este proceso.

Para lograr este objetivo, vamos a utilizar parte del financiamiento que recibiremos del BID para cualificar y formar a estos profesionales. Nuestra escuela penitenciaria ya está trabajando arduamente para crear una conciencia profesional en torno a la importancia del papel del funcionario de prisiones.

Sin embargo, sabemos que establecer políticas públicas adecuadas para la resocialización no será suficiente sin la implicación y el compromiso de los profesionales. Por lo tanto, nos comprometemos a garantizar la cualificación y formación de nuestros agentes penitenciarios para que puedan desempeñar su papel en este proceso de manera efectiva. 

Renato Casagrande

Gobernador, Estado de Espírito Santo, Brasil

Renato Casagrande cumple su segundo mandato consecutivo como Gobernador del Estado de Espírito Santo (elegido en 2018 y de nuevo en 2022), cargo que ya había ocupado entre 2011 y 2014. Durante su gobierno, desarrolló y puso en marcha varias iniciativas reconocidas, como el programa “Estado Presente” sobre seguridad pública, centrado en la reducción de los índices de delitos violentos. Antes de llegar al Gobierno, Casagrande fue senador de la República, diputado federal, vicegobernador y diputado estatal. También ha ocupado cargos ejecutivos tanto a nivel estatal como municipal en Espírito Santo. Es licenciado en Ingeniería Forestal y en Derecho.

Publicidad

Gustar/ Compartir:
More stories
¿Pueden las visitas por vídeo reducir la reincidencia? La experiencia de Minnesota, Estados Unidos