¿Cómo puede un sistema de gestión de delincuentes integrar evaluaciones de riesgos/ necesidades para aumentar la seguridad de las comunidades?

Artículo

James M. Lant

Numerosas organizaciones de seguridad pública de todo el mundo utilizan Sistemas de Gestión de Delincuentes, por sus siglas en inglés (OMS) para acceder a datos públicos y privados, entre los que se incluyen eventos de arresto, datos de custodia, disposiciones y datos fiscales. Mantener la seguridad de las comunidades y ofrecer resultados positivos requiere que los agentes de libertad condicional y vigilada accedan a los historiales de las personas que se encuentran dentro del sistema.

Un OMS está diseñado para almacenar datos sobre el historial completo de una persona, desde la admisión y clasificación iniciales hasta la libertad condicional o vigilada. También generalmente se incorpora información detallada sobre la duración de la condena y los traslados de institución a lo largo del tiempo.

Estos sistemas también pueden incluir otros datos que pueden ser útiles para los correccionales, como registros financieros, historiales personales y documentación de gestión de casos. El uso de esta tecnología permite a los agentes lograr resultados positivos y reducir el potencial delictivo.

Estos OMS suelen ofrecer una amplia gama de funciones que facilitan el seguimiento y la gestión de los delincuentes, como la comunicación eficiente a través de los sistemas de llamadas a reclusos, de gestión de cárceles y de tribunales. La documentación de las actividades de gestión de delincuentes se exige a los responsables de estas actividades, y los datos de un OMS suelen utilizarse para tomar decisiones sobre la mejor manera de gestionar a una persona.

Los OMS integrados proporcionan a las comunidades una respuesta colaborativa entre instituciones a la delincuencia y a los posibles reincidentes que puedan poner en riesgo a las comunidades locales. Con los OMS, los organismos de justicia penal asociados pueden identificar a las personas en el sistema y cooperar adecuadamente.

Una nueva forma de avanzar mediante la integración de evaluaciones de riesgos/necesidades en su OMS

Durante décadas, los organismos de seguridad pública han estado parcheando y adaptando tecnologías antiguas implantadas décadas antes. Estos “sistemas heredados” suelen estar obsoletos, pero deben mantenerse para dar soporte a las funciones vitales de las organizaciones penitenciarias.

Aunque estos sistemas pueden cumplir técnicamente los requisitos mínimos para los que fueron diseñados, pueden estar tan desfasados o desconectados de los procesos interfuncionales que dificultan el trabajo de aquellos que los utilizan. En los últimos años ha seguido en aumento la demanda de que las organizaciones de seguridad pública mejoren la seguridad, ofrezcan una mejor programación y tratamiento de las personas y comuniquen mejor la información.

La mayoría de las integraciones de OMS no incluyen un componente de evaluación de riesgos/necesidades, lo que supone un grave problema. Por ejemplo, las herramientas de evaluación de riesgos y necesidades del nivel de servicio de MHS (a saber, LSI-R™, LS/CMI™, YLS/CMI™, YLS/CMI 2.0™) son los instrumentos de evaluación de riesgos y necesidades mejor validados del mundo. Son insuperables en su profundidad y amplitud de apoyo a la investigación.

Basadas en “Lo que funciona” y prácticas basadas en evidencias, las herramientas de Nivel de Servicio están diseñadas no sólo para medir el riesgo, sino también para identificar las necesidades que puedenfacilitar la planificación del caso en relación con el nivel de supervisión, el nivel de servicio y la orientación de las necesidades criminógenas a través de la supervisión del caso, la reevaluación, el cierre del caso y el seguimiento. De este modo se obtienen mejores resultados para las personas, se reduce la reincidencia y se mejora la seguridad de las comunidades.

La puntuación de evaluación integrada puede utilizarse en combinación con sus propias pantallas o con las pantallas alojadas de MHS. Esta puntuación integrada también puede impulsar la producción de informes de perfil creados por MHS. Alternativamente, las organizaciones pueden desear aprovechar los datos puntuados para impulsar informes creados a medida o impulsar los datos puntuados para automatizar producciones en su plataforma o en plataformas de terceros.

Sin la integración directa de este tipo de herramientas en una OMS, faltan puntos de datos críticos o no se comparten. Cuando este tipo de datos se introduce manualmente, varias veces, en varios sistemas, el margen de error humano es elevado y la carga administrativa recae en los funcionarios de prisiones, ya sobrecargados de trabajo.

Mejores resultados y comunidades más seguras dependen de la integración de las evaluaciones de riesgos / necesidades en su OMS

La comprensión de las necesidades y la adecuación de la gestión de casos basada en pruebas relevantes para la persona adecuada en el momento oportuno conducen a instituciones y comunidades más seguras. Además, la participación de la persona tanto en la fase de recopilación de datos como en la de planificación del tratamiento genera un compromiso adicional que aumenta el cumplimiento y reduce la reincidencia.
 
Desde el punto de vista del usuario, gracias a la integración de estas evaluaciones, los datos se vuelven más precisos y los flujos de trabajo más eficientes, ya que se pueden implementar automatizaciones para facilitar el proceso de toma de decisiones.
 
Los análisis centrados en el ser humano permiten a las organizaciones identificar y abordar los prejuicios y las desigualdades raciales, de género y socioeconómicas. La integración de esta información en un OMS permite, por ejemplo, examinar los datos desde una perspectiva sensible a cuestiones raciales en distintos puntos de decisión.
 
Esto permitirá a los usuarios identificar dónde puede haber existido disparidades en sus datos históricos y les permitirá crear políticas y directrices internas para reducir el sesgo identificado a través del análisis.
 
MHS ha facilitado la integración de nuestras herramientas en su OMS y ofrece un análisis de riesgos/necesidades, una planificación de casos y una medición de resultados eficientes y eficaces. Nuestras opciones de administración de sistemas ofrecen flexibilidad para integrar la evaluación de riesgos/necesidades con la gestión de casos en un único sistema.

James M. Lant es el Director de Integraciones e Implementaciones de Multi-Health Systems Inc. Lant tiene más de 15 años de experiencia en el ámbito de la justicia penal y ha ayudado a organismos a adoptar políticas y procedimientos de evaluación de riesgos y gestión de casos en todo el mundo mediante la formación de personal, la creación de soluciones y el desarrollo de software. Además, ha sido formador Master en todas las herramientas de Nivel de Servicio durante 6 años y ha presentado las mejores prácticas en evaluación de riesgos de delincuentes en conferencias y universidades a nivel mundial. De 2017 a 2021 fue el editor jefe del Boletín Ejecutivo de Violencia y Reincidencia para el Instituto Global de Investigación Forense. El boletín, enviado mensualmente a 900 suscriptores, incluye resúmenes de artículos sobre evaluación de riesgo/necesidad de 150 revistas revisadas por pares.

Publicidad

Gustar/ Compartir:
More stories
Revolucionando los entornos penitenciarios: La aplicación AIM combate el suicidio y las autolesiones