El plan de humanización que busca un modelo penitenciario unificado y renovado

// Entrevista: Jean Alain Rodríguez

Procurador General de la República Dominicana

 

JT: Noticias de marzo de 2019 dan cuenta del Plan de Humanización del Sistema Penitenciario el cual “busca crear un único modelo, garantizar el respeto de los derechos humanos, con un plan de mejoras de las infraestructuras y de los programas de rehabilitación y reinserción social que se imparten en los 41 recintos penitenciarios del país” (Fuente: Procuraduría General de la República). 
¿En qué consiste exactamente el Plan de Humanización del Sistema Penitenciário de la Republica Dominicana y en qué se fundamenta?

JR: El Plan de Humanización del Sistema Penitenciario, que ha puesto en marcha la Procuraduría General de la República, es uno de los principales proyectos de infraestructura, educación y capacitación a realizarse en el país. Está compuesto por dos grandes ejes: uno se enfoca en la solución del hacinamiento y la sobrepoblación histórica de las cárceles dominicanas, mientras que el otro eje se concentra en el tratamiento de los internos dirigido a su rehabilitación y reinserción en la sociedad, aunque ambos están íntimamente vinculados.

Actualmente, la Procuraduría General de la República, a través de la Dirección General de Prisiones y el Modelo de Gestión Penitenciaria, tiene bajo su administración un total de 41 recintos penitenciarios, de los cuales 19 pertenecen al sistema penitenciario tradicional y 22 al llamado “nuevo modelo”. La población total de privados de libertad del sistema penitenciario nacional supera en ocasiones los 26,000 internos, pero solo tenemos una capacidad instalada de 14,219 plazas, con un alto grado de hacinamiento en los recintos que pertenecen al modelo tradicional. Esto significa que estamos hablando de una sobrepoblación de unos 12,000 privados de libertad.

Es imposible hablar de rehabilitación y reinserción en condiciones como esas. ¿Cómo fomentar que un individuo recobre su dignidad y su valor en la sociedad, si durante su tiempo en prisión no lo tratamos con la dignidad ni el valor que queremos promover una vez salga del recinto penitenciario?

El Plan de Humanización busca solucionar ese problema, comenzando con la construcción de nuevos recintos y la ampliación y readecuación de los existentes, para facilitar ese proceso. Además, tenemos más de 500 adolescentes en conflicto con la ley que se encuentran privados de libertad en centros de atención integral específicamente para jóvenes, los cuales también recibirán un tratamiento especial dentro del Plan de Humanización.

 

Explicando el Plan de Humanización del Sistema Penitenciario

 

JT: ¿En qué medida el Plan de Humanización del Sistema Penitenciario se relaciona con la reforma penitenciaria y el Nuevo Modelo de Gestión Penitenciaria que están siendo puestos en práctica por la Procuraduría General de la República desde hace varios años?

JR: Las condiciones de vida de los internos en las cárceles dominicanas ha sido un asunto de preocupación de las autoridades dominicanas desde hace años. La reforma penitenciaria que inició a principios de este milenio fue un reconocimiento importante de la situación precaria en la que vivían nuestros internos y de la necesidad de un cambio urgente dentro de los recintos penitenciarios del país.

Con esta reforma se lograron numerosos avances, entre ellos mejorar las condiciones de internamiento de una parte importante de la población carcelaria e implementar programas de formación que eliminasen el ocio dentro de los recintos penitenciarios. Sin embargo, el Nuevo Modelo de Gestión Penitenciara no logró extenderse al sistema completo, dejándonos con una dicotomía con graves implicaciones en materia de derechos humanos, donde algunos internos gozan de facilidades básicas, mientras otros cumplen sus condenas en condiciones lamentables.

Este estancamiento del Nuevo Modelo de Gestión Penitenciaria, natural con el paso de los años, y los altos niveles de hacinamiento y sobrepoblación en un número importante de recintos, dieron lugar al Plan de Humanización, que pretende ser la respuesta definitiva a estos problemas, logrando unificar finalmente el modelo tradicional y el llamado “nuevo modelo”, en un único modelo, renovado y dirigido en su totalidad hacia la rehabilitación y la reinserción social.

El Plan de Humanización pretende ser la respuesta definitiva (…) logrando unificar finalmente el modelo tradicional y el llamado “nuevo modelo”, en un único modelo, renovado y dirigido en su totalidad hacia la rehabilitación y la reinserción social.

 

Agentes de Vigilancia y Tratamiento Penitenciario de la República Dominicana

 

JT: Seguramente una intervención tan profunda requiere grandes inversiones. ¿Cuál es el nivel de inversión de que estamos hablando y con qué apoyos cuenta la Procuraduría General para llevar a cabo este emprendimiento?

JR: Como el objetivo es buscar respuestas definitivas a un problema de décadas, este, sin duda alguna, constituye un proyecto ambicioso. Estamos hablando de una inversión de aproximadamente 180 millones de dólares estadounidenses (más de € 159 millones). Parte de los fondos utilizados en este proyecto proviene de las multas millonarias recaudadas a raíz de la persecución de varios casos notorios de corrupción en la República Dominicana. Así, con esta inversión estamos convirtiendo un hecho negativo en una iniciativa positiva, dando un ejemplo de cómo combatir la criminalidad de forma efectiva puede rendir frutos.

 

Infographic Dominican Republic

 

JT: ¿Hasta qué punto el Plan de Humanización de las prisiones dominicanas incluye la implementación de tecnologías?

JR: La tecnología jugará un papel importante desde el punto de vista de la seguridad, con un amplio sistema de cámaras de seguridad integrado, monitoreado desde un moderno centro de control en cada recinto que permitirá mantener bajo supervisión el interior y el perímetro del complejo penitenciario en cuestión.

Por igual, desde el mando de control ubicado en cada edificio de alojamiento, tanto de las construcciones nuevas como de las ampliaciones, se manejarán la iluminación y la climatización de los recintos a través de paneles de control. Para el ahorro energético, utilizaremos tecnología led en las luces, y en cuanto a los aspectos administrativos, equiparemos las oficinas con las computadoras y los servidores necesarios para el almacenamiento y manejo de la información generada por el centro.

Resultado final de la ampliación y readecuación del Centro de Atención Integral para la Persona Adolescente en Conflicto con la Ley Penal de la provincia de Santiago, el primer recinto inaugurado en el marco del Plan de Humanización del Sistema Penitenciario

La población total de privados de libertad del sistema penitenciario nacional supera en ocasiones los 26,000 internos, pero solo tenemos una capacidad instalada de 14,219 plazas.

JT: En cuanto a las pandillas y al fenómeno del crimen organizado en el sistema de justicia penal, especialmente en el sistema penitenciario: ¿Cómo es que la PGR enfrenta este problema? ¿Hay un sistema de inteligencia penitenciaria (si lo hay, en qué consiste)?

JR: Este ciertamente es un reto, uno que no es exclusivo de la República Dominicana, pero que se agrava en nuestro país precisamente por la falta de estructuras físicas adecuadas para controlar, de manera efectiva, la gran cantidad de privados de libertad que manejamos, especialmente aquellos recluidos en los recintos del modelo tradicional.

A pesar de esta situación, podemos destacar que en el nuevo Modelo de Gestión Penitenciaria contamos con un cuerpo especializado de agentes – denominados Agentes de Vigilancia y Tratamiento Penitenciario – encargado de la seguridad en los recintos y de mantener el orden, la disciplina y el buen comportamiento de los internos.

Como parte de las acciones dentro del Plan de Humanización, estamos trabajando precisamente en el reclutamiento y la formación de más de estos agentes para abastecer el sistema en la medida que vayamos completando el programa de construcciones y ampliaciones de los recintos. De esta manera, al finalizar el Plan todos los recintos contarán con un contingente de este cuerpo especializado.

Por supuesto, un conocimiento del perfil de cada interno es esencial para contrarrestar desde el inicio la formación de cualquier organización criminal dentro de los recintos. Por eso, dentro del Plan de Humanización tenemos previsto reforzar los procesos de evaluación de cada interno al momento de su ingreso. Esto nos permitirá tomar decisiones más informadas sobre su manejo y el tratamiento más adecuado para lograr su rehabilitación.

El Plan de Humanización del Sistema Penitenciario es uno de los principales proyectos de infraestructura, educación y capacitación a realizarse en el país.

 

Iniciando los trabajos de construcción del recinto preventivo de San Luis en Santo Domingo Este

 

JT: Si, por un lado, construir, ampliar y/o mejorar la infraestructura penitenciaria del país es favorable, por otro lado, la excesiva tasa de encarcelamiento se mantiene, con 249 detenidos por 100 mil personas. ¿Cuál es su estrategia para reducir la población carcelaria y si hay medidas para aumentar las penas y sanciones cumplidas en la comunidad sin recurrir a la custodia?

JR: Estamos conscientes de que la privación de libertad debe ser la última ratio, por lo cual estamos trabajando intensamente en el desarrollo de mecanismos para la prevención de la criminalidad, lo que hoy en día es un eje de suma importancia dentro de la política criminal. Por eso, el Plan de Humanización del Sistema Penitenciario, más allá de un plan de construcciones es un plan dirigido a la rehabilitación y reinserción social del individuo. Con la implementación de esta política de prevención terciaria, buscamos impactar a largo plazo la criminalidad y así reducir el número de internos en los recintos penitenciarios dominicanos.

//

Al momento de su designación como Procurador General de la República, en 2016, el Dr. Jean Alain Rodríguez desempeñaba la función de Director Ejecutivo del Centro de Exportación e Inversión de la República Dominicana (2012-2016). Inició sus pasos en el servicio público como Abogado Auxiliar en la Procuraduría Fiscal del Distrito Nacional, para luego ocupar posiciones como Embajador Adscrito al Ministerio de Relaciones Exteriores y miembro de la Comisión Nacional sobre Prácticas Desleales de Comercio & Medidas de Salvaguardas. En el sector privado, fue asesor legal de instituciones como el Instituto Dominicano de las Telecomunicaciones, la Dirección General de Aduanas y el Ministerio de Turismo. Es licenciado en Derecho por la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra y completó tres maestrías, en el área del Derecho, en Universidades de Francia e Italia.

 

Gustar/ Compartir:
More stories
El papel de la tecnología en la transformación correccional