Corrections and Digital Technology

Correccionales y tecnología digital: Una introducción al análisis de datos y las capacidades predictivas

Introducción – Marcando la diferencia

La misión de los correccionales es una constante. Sin embargo, el entorno en el que opera está cambiando. Canadá, al igual que muchos otros miembros de los países de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE), enfrenta mayores costes y una mayor presión por parte de una población de delincuentes que está envejeciendo y requiere soluciones más personalizadas. El mundo de los correccionales está al borde de un cambio significativo.

Décadas de investigación han demostrado que la evaluación de riesgos basada en la evidencia puede conducir a programas de rehabilitación que contribuyan significativamente a la reducción del delito. Al mismo tiempo, los avances en la tecnología de la información y los enfoques de gestión de la información están permitiendo lograr mejoras significativas tanto en la evaluación de riesgos como en las metodologías de intervención. Dentro del espacio correccional más amplio, hay dos herramientas disponibles para gestionar esta creciente complejidad: las políticas de reintegración basadas en la evidencia y el uso efectivo de la tecnología.

Este documento proporciona un análisis de alto nivel sobre la ruta más general para los correccionales y de cómo la tecnología digital – y, más específicamente, el análisis de datos y el análisis predictivo – impulsará fundamentalmente el cambio para los correccionales. Esta tecnología ofrecerá soluciones que permitirán a los correccionales de Norteamérica y Europa repensar su papel y los servicios que prestan.



La tecnología digital y el rol del análisis de datos

Uno de los factores clave que definen la tecnología digital es la amplitud de su alcance. Este aborda los puntos de integración entre una organización y las plataformas externas y puede incluir tecnologías que quedan fuera del control de una organización. Quizás el mayor desafío al avanzar hacia lo digital es cómo todo se interrelaciona. La reducción de la reincidencia, una medida clave del éxito de los correccionales, está vinculada a la efectividad de los programas para delincuentes, que a su vez depende de la evaluación precisa de los niveles de riesgo del delincuente, la reincidencia, las necesidades y el potencial de reintegración.

Tradicionalmente, la información utilizada para evaluar a los delincuentes se ha limitado a los datos accesibles que están ubicados convenientemente en los archivos del delincuente. La tecnología digital permite que las evaluaciones incluyan información más relevante de un modo sistemático, que conducirá a evaluaciones más precisas que se adapten a cada delincuente y sus circunstancias. De esta manera, la tecnología digital tiene el potencial de permitir la realización de derivaciones más precisas a los programas y servicios de rehabilitación, lo que tendrá un impacto positivo en la seguridad pública.

El evaluar a los delincuentes para permitirles reintegrarse a la sociedad lo más rápido posible mientras se mantiene la seguridad de la comunidad es un ecosistema complejo que el gobierno canadiense debe manejar. Es en este punto de convergencia donde la tecnología digital tiene un mayor papel que desempeñar. En el centro de lo digital se encuentra la necesidad de lo que se ha acuñado como «inteligencia de grado digital» (DGI, por sus siglas en inglés). El desarrollo de la DGI se basa en sólidos programas de administración de negocios e información, administración de datos efectiva y escalable y sofisticadas capacidades avanzadas de análisis. En última instancia, es la columna vertebral de una visión integrada de datos que impulsa soluciones correccionales integradas.

Las soluciones digitales impulsan el cambio

Dentro del espacio correccional, la tecnología digital y el análisis de datos pueden impulsar una amplia gama de capacidades de toma de decisiones, mejoras de infraestructura y servicios automatizados. Una de las oportunidades más importantes para los correccionales es la capacidad de predecir el comportamiento y administrar el riesgo. Antes de pasar a este tema, vale la pena mencionar algunas otras áreas en las que la tecnología digital está teniendo un impacto en los correccionales. Estas incluyen la automatización, la atención médica, la rehabilitación y la prevención del delito.

  • El paso de la vigilancia predecible a la supervisión dinámica

Las soluciones digitales tienen el potencial de reducir significativamente la demanda de trabajo de tareas de vigilancia, necesarias pero rutinarias, que son parte de las funciones diarias de un oficial correccional. Las tecnologías de RFID, escaneo biométrico e inalámbricas ofrecen oportunidades para gestionar mejor – y de una manera más humana – la ubicación y el movimiento de los reclusos dentro de las instalaciones correccionales, al tiempo que mejoran la identificación y prevención de incidentes.

Redirigir la atención del personal correccional más allá de las funciones de vigilancia rutinaria les permitiría dedicarse a áreas de mayor interés para prevenir incidentes, mediar con los delincuentes de manera efectiva y recopilar información vital que puede mejorar la evaluación dinámica del riesgo de un delincuente de hacerse daño a sí mismo o a otros. La redistribución de las funciones de vigilancia también puede mejorar la calidad de las intervenciones con los delincuentes fuera del centro penitenciario. La automatización ya se aplica a la supervisión comunitaria mediante el monitoreo electrónico realizado en muchas jurisdicciones correccionales.

Los quioscos a los que delincuentes pueden acceder para obtener información y realizar solicitudes ya se utilizan hoy en día, pero es probable que evolucionen y se conviertan en soluciones más personalizadas en el futuro. En una visión de ese futuro potencial, los delincuentes considerados lo suficientemente seguros como para calificar para la supervisión comunitaria pudieron registrarse e informar sobre sus movimientos a través de dispositivos móviles (teléfonos móviles o tabletas) que se verificaron mediante el GPS y la tecnología de escaneo de identidad personal. Esta información podría ser transmitida a un centro de datos para realizar un monitoreo y análisis continuo, lo que permitiría contar con la habilidad de dar señales de alarma para indicar que un delincuente puede requerir una intervención o para activar condiciones de supervisión más restrictivas.

  • Gestión de la atención médica

En comparación con la población en general, los reclusos sufren de manera desproporcionada de una variedad de condiciones graves, incluidas tasas de suicidio tres veces superiores a las de la población promedio. Con las mejoras en las técnicas de videoconferencia y de bioanálisis, será posible monitorear y tratar la salud de los internos de forma remota, reduciendo la necesidad de especialistas en el lugar y mejorando significativamente la atención médica. Esta tecnología puede aplicarse tanto a enfermedades físicas como mentales, y es probable que sea particularmente útil para reducir los intentos de suicidio que, con un mejor monitoreo de prisioneros facilitado por la tecnología avanzada, se convierten en eventos más predecibles.

  • Rehabilitación del delincuente

Preparar a los delincuentes para la vida en la comunidad es clave para reducir la reincidencia. La tecnología facilita la enseñanza remota, el acceso a bibliotecas digitales y la rehabilitación autogestionada, lo que reduce los costes y permite a los reclusos demostrar mejor los logros que han conseguido una vez fuera de la institución correccional. Las organizaciones correccionales, dentro de la OCDE, tienen un largo historial de desarrollo e implementación de programas efectivos de terapia cognitivo-conductual (TCC) para los delincuentes que reducen significativamente la reincidencia.

El mérito de la TCC computarizada se extiende a su capacidad para implementarse en cualquier entorno (institución o comunidad y utilizando un formato individual o grupal), son relativamente rentables en comparación con otras intervenciones, y una amplia gama de currículos cognitivo-conductuales puede ser adaptada en un formato en línea. También hay evidencia emergente de que las personas brindan más información y son más comunicativas cuando interactúan con entrevistadores y consejeros virtuales. Las posibilidades para mejorar el comportamiento que brindan los métodos de realidad aumentada y virtual pueden llegar a ser significativas en un mundo en el que incluso las tareas rutinarias se están realizando a manera de juego para mejorar la participación y la retención.

Un importante factor determinante para el éxito de la educación y las intervenciones relacionadas con el empleo será garantizar el acceso a Internet dentro de las penitenciarías. Esto permitirá una gama más amplia de oportunidades de educación en línea. Las evaluaciones recientes han determinado que la educación puede desempeñar un papel en la reducción de la reincidencia, en particular para los delincuentes de mayor riesgo. Del mismo modo, las competencias laborales y la preparación para el empleo aumentarán sustancialmente con la certificación vocacional y reconocida en línea.

Actualmente, los delincuentes en los centros penitenciarios tienen acceso limitado o inexistente a Internet y a ordenadores personales, lo que representará una desventaja cada vez más significativa cuando se reincorporen a la fuerza de trabajo moderna. Permitir las comunicaciones digitales modernas dentro de las penitenciarías también facilitará los contactos comunitarios positivos y prosociales y el apoyo familiar, al tiempo que se controlan los fallos de seguridad.

Las soluciones digitales también ofrecen métodos para desarrollar un marco en conformidad con la Constitución para la interceptación y gestión de la comunicación de los reclusos con el público a través de métodos de monitoreo que, de otra manera, serían prohibitivamente costosos. Como mínimo, las soluciones digitales modernas facilitarán la puntualidad de la documentación y los informes escritos sobre los delincuentes, el acceso de los reclusos a la información, el acceso a recursos de investigación legal y el contacto con el mundo exterior.

El análisis de datos y el modelado predictivo: el enfoque real

De todas las capacidades digitales, el análisis de datos y el modelado predictivo continuarán teniendo el impacto más profundo en el ámbito correccional. La razón es simple. El modelado predictivo se enfoca en mejorar la evaluación del riesgo y del comportamiento esperado del delincuente. Más que cualquier otra área, se espera que esta capacidad mejore el desempeño (aumento de la seguridad pública) y reduzca costes (liberaciones oportunas y seguras y reducción de la reincidencia).

Al igual que con cualquier cambio profundo en la tecnología, al desarrollar un nuevo enfoque se requiere diligencia. Se han aprendido varias lecciones a través de implementaciones previas, tanto en los Estados Unidos como en Europa. Estas lecciones son importantes. En primer lugar, la transparencia es clave. Comprender cómo se calculan los algoritmos y los parámetros que se usan para calcularlos garantiza la transparencia, así como la capacidad de evaluar su precisión e identificar un sesgo involuntario. En segundo lugar, las decisiones sobre el encarcelamiento y la libertad condicional son importantes. Hacer una elección equilibrada e informativa es fundamental, y el modelado predictivo puede mejorar el grado de equidad al reducir los criterios subjetivos. En tercer lugar, el modelado del comportamiento no reemplaza el juicio humano; está ahí para complementarlo y guiarlo.

Se debe poner mucho más énfasis en cómo el análisis de datos permite mejorar el juicio humano. El análisis de datos y el modelado predictivo permiten realizar una mejor evaluación de riesgos y toma de decisiones. Si miramos la complejidad de las decisiones que involucran la liberación condicional – bajo supervisión – de un delincuente a una comunidad canadiense, a menudo hay más de 30 parámetros diferentes que se tienen en cuenta al tomar una decisión.

Con tantos factores que considerar, el sesgo humano puede entrar fácilmente en la ecuación y obstaculizar el proceso de toma de decisiones. La mente humana no está equipada para medir y evaluar tantos parámetros de manera efectiva y emitir juicios de forma imparcial. Entonces, ¿dónde radica el equilibrio? ¿Cómo podemos equipar mejor a los oficiales de libertad condicional, gerentes y miembros de la junta de libertad condicional para que tomen mejores decisiones, evalúen el riesgo, mejoren la seguridad pública y, al mismo tiempo, reduzcan la reincidencia? En última instancia, el análisis predictivo tiene mucho que ofrecer, como parte de una caja de herramientas más amplia que respalda la toma de decisiones efectiva (en lugar de impulsarla).

En resumen, en el análisis, impulsado por la política y guiado por el buen juicio, es donde reside la respuesta. Entonces, ¿cómo se traduce esto en acción? Esto significa que el análisis de datos puede hacer un mejor trabajo identificando delincuentes de bajo riesgo que podrían optar a la libertad condicional y puede ayudar a manejar este riesgo dentro de niveles aceptables de tolerancia. Lo que es aún mejor, estos modelos podrán recomendar programas que se alinearán con las necesidades del delincuente, lo que ayudará a lograr una reintegración exitosa. Todo esto, al tiempo que reduce el riesgo general de la comunidad y reduce los costes.

  • Gestión de la reincidencia

Aunque el énfasis de este artículo gira en torno a la evaluación y la intervención para reducir la reincidencia, el uso del modelado predictivo es igualmente significativo en cuanto a su potencial para reducir los niveles de reincidencia.

Las jurisdicciones correccionales generalmente poseen grandes cantidades de datos descriptivos relacionados con los detalles de los delitos y los antecedentes penales de los delincuentes. El análisis de datos podrá ordenar esta información histórica para ayudar a identificar la variedad de métodos que los delincuentes han usado para cometer crímenes, así como las circunstancias en su entorno que elevan el riesgo de delito.

Cuando se asignan probabilidades a estas variables, tal como sucede rutinariamente hoy en día en el comercio y la mercadotecnia, la capacidad de resolver crímenes mediante el descubrimiento de los comportamientos más probables que los criminales generalmente exhiben antes de cometer los crímenes será significativa. La fusión de datos de crímenes anónimos con los datos de perfiles de comportamiento puede mejorar significativamente nuestros métodos para determinar quiénes son los culpables de un delito.

Observaciones finales

 

Las soluciones digitales a menudo se ven con escepticismo, pero no debería ser así. Estas tienen el potencial de abordar un amplio conjunto de oportunidades correccionales mediante soluciones significativas que integran la atención médica, la rehabilitación, la reducción de la reincidencia, la evaluación de riesgos mejorada y la reducción general de los costes.

Los países de la OCDE están tomando medidas para desarrollar estas capacidades. Ya han demostrado que el contenido basado en evidencia utilizado para los programas correccionales reduce el crimen. Será una tecnología que mejorará las necesidades de negocio. El monitoreo electrónico de los delincuentes bajo supervisión en la comunidad se ha puesto a prueba y se someterá a evaluación.

El soporte de vídeo y la telemedicina en el ámbito de la gestión del cuidado de la salud es otra solución digital que ayuda a los delincuentes. También se está buscando mejorar el acceso de los delincuentes a la educación, la alfabetización y la tecnología. El departamento correccional está estudiando la implementación de un nuevo sistema de gestión de delincuentes que respalde esta dirección más amplia.

Este trayecto tal vez sea largo. Sin embargo, ya se han dado pasos en el ámbito de la implementación de una evaluación rigurosa de las evaluaciones e intervenciones de riesgo basadas en la evidencia. Esto sirve como una base sólida para que las soluciones digitales contribuyan a la seguridad de las comunidades.

//

// Simon Bonk es el Director de Información en el Servicio Correccional de Canadá (CSC). En su función, el Sr. Bonk es responsable de interactuar con los socios para identificar oportunidades en las que la habilitación de tecnología y servicios de gestión de la información puede abordar los desafíos empresariales. Su experiencia también radica en la gestión financiera de TI, que ayuda a arrojar luz sobre cómo las inversiones en TI se alinean con el mandato y las prioridades del negocio.

// Michael Bettman es el Director General de Modernización del Sistema de Gestión del Delincuente para el Servicio Correccional de Canadá. Es el anterior Director General responsable del desarrollo e implementación del programa de corrección (cognitivo-conductual), gestión de casos y programas sociales. Él tiene un Ph.D. en Psicología de la Universidad de Queens y ha dedicado su carrera de 30 años a la evaluación e intervención de riesgo criminal basada en la evidencia. 

Gustar/ Compartir:
More stories
yellow ribbon project
Yellow Ribbon Run: hay un futuro mejor a la vista para quienes han estado en prisión