PETER_VAN_DER_SANDE ICPA

La cooperación transnacional en el sector correccional como una estrategia de ganar-ganar

// Entrevista: Peter van der Sande

Presidente de la Asociación International de Correcciones y Prisiones (ICPA)

 

JT: ¿Cómo es ser el presidente de la única comunidad global para profesionales de correccionales?

PS: Es genial, muy interesante y tengo el privilegio de trabajar con miembros de la Junta muy dedicados y comprometidos que, a pesar de tener trabajos muy ocupados, hacen mucho trabajo voluntario. Lo mismo se aplica para el personal y los miembros de ICPA. Es notable que en este campo siempre he conocido a personas muy autodidactas.

Convertirme en el presidente de ICPA a fines de 2011 fue una transición agradable desde mi trabajo anterior. Fui Jefe del Servicio Penitenciario holandés durante casi 12 años, y mi interés por la cooperación transnacional ocurrió al comienzo de esa carrera, cuando visité países de Europa del Este con algunos de mis gobernadores y me mostraron cómo estaban ayudando, a los sistemas de eses países, a mejorar. En ese momento, reconocí que compartir conocimiento y prácticas realmente podría hacer la diferencia y, para mi personal, también fue un enriquecimiento. Solía decirles, a mi personal, que somos afortunados de vivir en un país donde tenemos un sistema penitenciario bien desarrollado y que, en realidad, es un deber moral para nosotros ayudar a los países que no cuentan con tantos recursos. Esas visitas me entusiasmaron hacia al trabajo internacional, por lo que me alegró mucho el haber sido elegido presidente de ICPA.

 

JT: ¿Cuál es la misión principal de la ICPA?

PS: Nuestro principal objetivo es promover políticas y estándares para prácticas correccionales humanas y efectivas, asistiendo en su desarrollo e implementación. Apoyamos a los profesionales de servicios correccionales y de prisiones para mejorar el profesionalismo y queremos brindar una plataforma inclusiva y segura para el intercambio de conocimiento, mejores prácticas, tecnología e innovaciones. Además, promovemos y compartimos prácticas correccionales éticas y efectivas para mejorar la seguridad pública y crear comunidades más saludables de todo el mundo. Creemos que el encarcelamiento se utilizará como último recurso, por lo tanto, apoyamos el desarrollo de sanciones alternativas y medidas en la comunidad. Creemos en la integridad, profesionalismo y en el intercambio de conocimiento. Finalmente, creemos firmemente en la capacidad de cambio positivo y en la dignidad de las personas; es nuestro deber proteger sus derechos.

 

JT: ¿Cuáles son los principales desafíos en este momento?

PS: El mundo está cambiando a un ritmo dramático; hay un cambio tecnológico – que, en sí mismo, es un importante motor de cambio –  y también están los cambios culturales y crisis financieras globales. Sin embargo, el próximo año es el vigésimo aniversario de ICPA y enfrentamos el futuro con un enfoque positivo. Tenemos una base sólida que consiste en un equipo fuerte y una gran riqueza de conocimientos, por lo que ICPA seguirá existiendo para promover las mejores prácticas en materia de correcciones en un mundo en el que enfrentaremos mayores desafíos y presiones como jamás antes había sucedido. Es importante que ICPA procure ser justa, inclusiva y abierta, para que podamos estar unidos y juntos para ser la voz que represente las agencias correccionales profesionales.

Creemos que el encarcelamiento se utilizará como último recurso. Creemos en la integridad, profesionalismo y en el intercambio de conocimiento.

JT: ¿Cuál es su enfoque para abogar por el avance de unos servicios correccionales profesionales y humanos a nivel mundial?

PS: Siempre trato de mostrar que hay otras maneras de hacer las cosas, especialmente cuando se trata de lidiar con prisioneros. Cada vez que estoy en otro país o conferencia, intento mostrar que encerrar a las personas por el bien del castigo no funciona y que es realmente importante preparar a las personas para una nueva vida en la sociedad. Esto no es solo un problema para los países en desarrollo, sino que debemos concienciar a la sociedad civil incluso en los países occidentales. Todavía hay escepticismo público dirigido a personas que han cumplido una sentencia de prisión y, desafortunadamente, los medios de comunicación a menudo tienden a reforzar la lógica de venganza o castigo adicional, más allá de la pérdida de libertad, al reportar nuevas infraestructuras penitenciarias y el trato «suave» de los prisioneros en tono de crítica – esto puede generar presiones políticas innecesarias, tener un impacto negativo en la forma en que funcionan las instituciones custodias, y en la reintegración exitosa de los ex delincuentes.

Por otra parte, creo que, además de la relación personal-prisionero – que es clave para la calidad de la prisión – la prisión profesional y humana comienza cuando la sociedad acepta que las personas que han cumplido una condena merecen una segunda oportunidad y que la sociedad es responsable de ayudarlas. La mentalidad de la comunidad juega un papel importante en el éxito del sistema correccional y su capacidad para reintegrar a los delincuentes. De hecho, uno de mis deseos para la conferencia de ICPA 2019 sería que su tema se enfocará en la participación de la sociedad civil. Una parte sustancial de nuestra población penitenciaria puede no representar un riesgo para la sociedad y, por lo tanto, deberíamos buscar alternativas al encarcelamiento y la disminución de las penas de prisión, especialmente por delitos menores. La sobrepoblación carcelaria es un problema real que, a menudo, es causado por altas tasas de prisión preventiva y un gran número de condenas de prisión cortas. Todo el mundo sabe que las penas de prisión cortas pueden dar lugar a enormes daños colaterales para los infractores, las familias y la comunidad; además, la investigación respalda la premisa de que muchos delincuentes de bajo riesgo son más propensos a reincidir si son encarcelados. Intento resaltar esto siempre que puedo y pedirles a los responsables de formular las políticas que consideren el uso de sanciones alternativas.

Con el interés de disminuir el encarcelamiento, debe haber más alternativas a la detención y una mayor innovación en las tecnologías y enfoques que hacen que estas opciones sean más viables en la fase de enjuiciamiento. Debemos ser conscientes del papel positivo que desempeñan las prisiones para mantener nuestras sociedades más seguras, proteger a nuestras comunidades y en la atención, tratamiento, educación y rehabilitación adecuados de aquellos que requieren ser encarcelados, pero el encarcelamiento siempre debe usarse como último recurso.

Encerrar a las personas por el bien del castigo no funciona.

JT: ¿Cómo es la relación de la ICPA con organizaciones como las Naciones Unidas en la promoción de buenas prácticas correccionales y estándares mínimos?

PS: Es una relación muy estrecha y fuerte. ICPA tiene un estatus consultivo especial con ECOSOC, el Consejo Económico y Social de la ONU, y tenemos representantes en las reuniones de su Comisión para el Crimen. Además, estuvimos activos dentro del comité de expertos de la ONU en la discusión y desarrollo de las Reglas de Mandela actualizadas y las Reglas de Bangkok. Hemos desarrollado listas de verificación para ambas, para que las naciones o las instituciones individuales puedan usarlas para ver si cumplen con estas reglas o si deben tomar medidas para mejorar su cumplimiento. Hemos desarrollado un conjunto de planes de lecciones de capacitación para trabajadores correccionales y cada uno de estos planes se compara con los estándares y normas de la ONU. De hecho, todos nuestros objetivos están alineados con las Naciones Unidas en la promoción de buenas prácticas y estándares mínimos.

ICPA sigue siendo consultado por el personal de las Naciones Unidas, cuando se están considerando nuevas iniciativas relacionadas con correcciones, y, recíprocamente, trabajamos para promover los esfuerzos de la ONU y apoyar sus Objetivos de Desarrollo Sostenible.

 

 

Premios de excelencia correccional ICPA 2017
Peter van der Sande con el galardonado Pedro das Neves, flanqueado por Peter Severin y Michelle Carpentier 

 

JT: ¿Y cómo es la relación del ICPA con agencias asociadas como la Confederación Europea de Libertad Condicional (CEP) y EuroPris? 

PS: Me complace poder decir que trabajamos en estrecha colaboración con EuroPris y CEP. En 2017, organizamos el primer Simposio Internacional de Investigación Correccional, junto con EuroPris. Fue una iniciativa muy positiva, a la que asistieron más de 120 delegados de 36 países procedentes de organizaciones académicas, públicas, privadas y sin fines de lucro, por lo que estamos trabajando de nuevo en asociación con EuroPris para organizar la 2ª edición de ese Simposio, que se celebrará en Praga, del 8 al 10 de mayo de 2018.Anteriormente, también trabajamos en asociación con EuroPris y CEP en la organización de las populares conferencias de Tecnología en las Correcciones. La última de esas conferencias (2017) atrajo a más de 200 delegados de 37 países y el objetivo fue desafiar al sector privado a desarrollar soluciones digitales innovadoras para las correcciones. La tercera edición de esta conferencia está siendo planeada para 2019; nuevamente, será el resultado de un esfuerzo tripartito y un testimonio del valor agregado de trabajar juntos. Además de las organizaciones mencionadas, la ICPA acoge cualquier intento de colaboración y, a lo largo de los años, ha forjado sólidas alianzas con muchas otras, entre ellas el ICRC, ACA, APPA, IACFP, ACSA, ICCA, ASCA, por nombrar algunas.Los desafíos en el sector de las correcciones son a la vez vastos y complejos, por lo tanto, unir nuestros recursos y esfuerzos a través de asociaciones es vital para lograr el cambio.JT: ¿Qué logros le gustaría destacar?

PS: ¡Ningún logro hubiera sido posible sin los miembros, personal y miembros de la Junta! Cuando comencé mi presidencia, tenía tres objetivos principales. El primero era fortalecer financieramente a ICPA e hicimos grandes avances en ese sentido. El segundo era establecer capítulos regionales, porque es importante enfocarse en temas regionales teniendo en cuenta sus problemas específicos, cultura, legislación, etc.

Ahora tenemos tres focos regionales (América del Norte, América Latina y África) y estamos tratando de establecer uno en Asia. El tercer objetivo es continuo y tiene que ver con hacer que ICPA sea más visible: queremos mostrarle al mundo que somos líderes en el avance de las correcciones profesionales a nivel internacional; alentamos el apoyo y las contribuciones de expertos de todo el mundo, queremos crecer y nutrir nuestra comunidad y expandir nuestro alcance.

Además, estoy muy orgulloso de la trascendencia de nuestra conferencia anual; la última (octubre de 2017, en Londres) atrajo a más de 700 delegados de 80 países. Esto significa que la voluntad de reformar los sistemas correccionales está claramente presente y que los participantes ven nuestro evento como uno en el que pueden aprender y luego transferir ese conocimiento a sus sistemas.

Los Premios de Excelencia Correccional anuales también son un gran logro, ya que creemos que es crucial reconocer los logros en el campo: Pedro das Neves, fundador y director de JUSTICE TRENDS, recibió un premio durante nuestra Conferencia de 2017. Nuestro programa de premios está siendo reconocido y, año tras año, la cantidad de nominaciones está aumentando.

También debería mencionar nuestras ‘Redes’ temáticas; estas son grupos de miembros y expertos que participan activamente en actividades / discusiones que apoyan el trabajo de ICPA.

Luego, por último pero no menos importante, nuestra revista «Advancing Corrections»; es una publicación revisada por pares que proporciona un foro internacional para la difusión de nuevas investigaciones, políticas y prácticas relacionadas con el avance de las correcciones en todo el mundo y está en su 4ª edición.

 

La ICPA seguirá existiendo para promover las mejores prácticas en un mundo en el que enfrentaremos mayores desafíos.”

 

JT: ¿Cómo valora la evolución de ICPA y cómo la ve en el futuro?

PS: ICPA tiene una base sólida y un futuro prometedor. Estamos creciendo y constantemente haciendo más y más; ahora tenemos una red de miles de profesionales de las correcciones y una gran cantidad de iniciativas y eventos para atenderlos.

Hace dos años presentamos nuestros objetivos estratégicos para los años venideros y habíamos identificado tres prioridades clave, entre ellas, «ofrecer conferencias de talla mundial», «facilitar la capacitación en liderazgo transformacional», que se inició en África, y «facilitar la implementación y el desarrollo de intervenciones basadas en evidencia». Hemos establecido esta visión global para guiar nuestro camino hacia adelante.

Espero que ICPA continúe siendo reconocida internacionalmente por inspirar a organizaciones, voluntarios, grupos e individuos a avanzar en los principios y prácticas de los servicios correccionales profesionales basados en evidencia; y para empoderar a los profesionales, el personal de entrega de servicios, los responsables por la formulación de políticas, la academia y los proveedores del sector privado para que sean creativos, valoren todas las ideas y acepten y aprendan de los errores.

La ICPA funciona como una plataforma global que permite la innovación de enfoques, ideas y soluciones que apuntan al desarrollo, la implementación y el monitoreo de servicios correccionales profesionales orientados al personal.

Ahora estamos planificando nuestra conferencia del 20 ° aniversario, que se realizará del 21 al 26 de octubre 2018, en Montreal, Canadá. Esta será una gran oportunidad para dar forma al futuro de la Asociación para los próximos 20 años.

//

Peter van der Sande es el presidente de ICPA desde 2011. Antes de ser elegido presidente de ICPA, fue Director General de la Agencia de Instituciones de Custodia de los Países Bajos durante doce años, administrando prisiones, instituciones correccionales para infractores juveniles y centros psiquiátricos forenses. Antes, trabajó en varios puestos directivos en el gobierno de los Países Bajos durante más de dos décadas.

Gustar/ Compartir:
More stories
Pedro Neves
«Lo grande no ocurre solo por impulso, es una sucesión de pequeñas cosas que se juntan»