Uniendo fuerzas para desarrollar una estrategia coordinada de modernización penitenciaria

Entrevista

Simon Bonk

Presidente de la Red de Soluciones Tecnológicas de la Asociación Internacional de Correccionales y Prisiones

La Red de Soluciones Tecnológicas de la ICPA es una comunidad de expertos que se dedica a promover el avance de los sistemas penitenciarios a través de la tecnología. Con un enfoque en soluciones y metodologías respaldadas por la investigación y probadas, la red tiene como objetivo mejorar la efectividad y eficiencia de los servicios correccionales en todo el mundo.

El presidente de la red, Simon Bonk, nos habla sobre las prioridades actuales de este grupo de expertos ante las continuas transformaciones del sector.

¿Cuáles son los principales objetivos de la Red de Soluciones Tecnológicas de la ICPA?

SB: Uno de los principales objetivos de la Red de Soluciones Tecnológicas es reunir a las personas, para que compartan sus experiencias sobre la aplicación de soluciones tecnológicas y prácticas de desarrollo de estrategia digital en las distintas jurisdicciones. Esto nos permite crear una comunidad de intercambio, compromiso y trabajo en red.

Y la comunidad no se limita a los tecnólogos ya que es importante tener en cuenta el amplio impacto de la tecnología. Para ello, nos esforzamos por ser inclusivos y atraer a diferentes voces, como investigadores del mundo académico, organizaciones sin ánimo de lucro y responsables de la toma de decisiones a nivel jurisdiccional.

Trabajamos con estas diferentes partes interesadas para promover la investigación y la evaluación de prácticas que completen el debate. También intentamos desafiar a los socios proveedores para que piensen de forma diferente sobre la tecnología y adapten sus soluciones a los problemas a los que se enfrenta el sector penitenciario.

Creemos que es esencial crear una comunidad. En el ámbito penitenciario, todos los sectores están muy compartimentados. Los profesionales permanecen en un silo, los tecnólogos, incluso dentro de una jurisdicción, permanecen en su silo, y lo mismo ocurre con los proveedores. Estamos trabajando para acabar con eso.
Como organización mundial, nos centramos en la oportunidad global de la tecnología y de mejorar la eficiencia y eficacia de los servicios penitenciarios.

¿Cuáles son las principales prioridades de la Red de Soluciones Tecnológicas en este momento?

SB: En la última Conferencia Anual de la ICPA, en octubre de 2022, reunimos a la red tecnológica cara a cara, fue una de las reuniones con mayor asistencia que hemos tenido nunca. Llenamos la sala con cerca de 60 socios proveedores, investigadores académicos y representantes jurisdiccionales de todos los rincones del mundo.

Durante nuestro debate, hablamos de dónde deberíamos centrar nuestros esfuerzos para tener más impacto. De ahí surgió una buena conversación sobre algunos de los retos a los que nos enfrentamos. Estamos reduciéndolos y creando subgrupos de trabajo para abordar algunos de ellos.

Una de las prioridades clave de esa reunión fue la adaptación y aplicación de tecnologías emergentes que pueden cambiar el ámbito penitenciario, como la realidad virtual, la inteligencia artificial, la cadena de bloques y la computación en nube.Es importante pensar en cómo podemos aprovechar estas tecnologías emergentes y aplicarlas en el sector.

También debemos considerar los riesgos asociados a su aplicación. Por ejemplo, preocupa el sesgo de la inteligencia artificial; algunos colegas de nuestra red están trabajando con el Consejo de Europa para crear recomendaciones que ayuden a mitigar estos riesgos.

Otra prioridad es la inclusión digital. Esto se aplica no solo a los reclusos, sino también a los funcionarios de prisiones, a los demás trabajadores de instituciones penitenciarias y a otras partes interesadas.

Cuando hablamos de la noción de "normalidad", ésta debería implicar la introducción de la tecnología en el entorno penitenciario, para que las personas encarceladas puedan experimentar cuál va a ser la realidad cuando salgan.

Esto también es importante si tenemos en cuenta que las nuevas generaciones de personas que llegan a nuestras prisiones son cada vez más expertas en tecnología.
¿Cómo podemos mantener ese aprecio por la tecnología dentro de las instituciones? ¿Podemos hacer que la tecnología institucional refleje el progreso tecnológico de la sociedad en general?

En todo el mundo, las jurisdicciones se enfrentan a retos de contratación y retención de profesionales. ¿Como colectivo podemos explorar la necesidad de modernización para mejorar la formación y el bienestar del personal? Estudiaremos si existen acciones tangibles a través de la tecnología que puedan reforzar nuestra postura y facilitar mejoras para hacer de los sistemas de ejecución de condenas unos lugares más atractivos para trabajar.

El grupo reconoció que el proceso de contratación es digno de mención tanto para los representantes jurisdiccionales como para los proveedores. Se trata de poder adquirir soluciones de forma ágil. Después de haber estado a ambos lados de la valla, como responsable principal de información del Servicio Penitenciario de Canadá, y ahora en el sector privado, puedo decirles que es doloroso para ambas partes.

The ICPA 2022 Annual Conference was the stage for several discussions in digital transformation, including a panel on the opportunities and roadblocks of the intersection of correctional business and technology.

Los gobiernos y los ciudadanos necesitan soluciones rápidas, y los procesos de contratación pública están anticuados. Así pues, tenemos la oportunidad de unirnos para influir en esta situación, ya sea tratando de iniciar la modernización de la contratación, desarrollando mejores prácticas o creando solicitudes de propuestas (RFP) estándar, por ejemplo.

Otro tema que recibió mucha atención giró en torno a la promoción de la justificación económica para avanzar en la modernización.
Nuestro sector no suele hacer un buen trabajo a la hora de presentar los beneficios y la rentabilidad de la transformación digital. Debemos cooperar para desarrollar una investigación que vincule empíricamente los resultados del sistema penitenciario con los beneficios sociales.

Hablamos de reincidencia y rehabilitación, que son objetivos increíblemente importantes para las jurisdicciones penitenciarias. Pero nuestros responsables políticos están más centrados en otras cuestiones, como el fortalecimiento de la economía, la igualdad racial o la reconciliación indígena.

Los servicios penitenciarios compiten por la inversión con otros departamentos que presentan sólidos argumentos. Si se invierte en una administración tributaria más eficiente, se está generando más dinero para el marco fiscal, que a su vez proporciona beneficios; si nos fijamos en la seguridad fronteriza, también facilita la economía.

Son ejemplos de resultados muy convincentes para los políticos.
El sistema penitenciario tiene que presentar mejor, por ejemplo, cómo la reincidencia repercute en esos beneficios sociales más amplios, reforzando el argumento que permitirá a los departamentos de Hacienda invertir en modernización.

El sistema penitenciario tiene que presentar mejor cómo la reincidencia repercute en esos beneficios sociales más amplios, reforzando el argumento que permitirá a los departamentos de Hacienda invertir en modernización.

Nuestro grupo debatió la posibilidad de reunirse para desarrollar una narrativa común con investigaciones empíricas que respalden los vínculos entre los resultados a nivel penitenciario y social, lo que permitiría reforzar los argumentos a favor de la modernización y facilitaría el éxito de la transformación.

¿Qué grandes retos y oportunidades identifica en cuanto a soluciones tecnológicas y transformación digital en el ámbito penitenciario?

SB: No estoy seguro de que los mayores retos y oportunidades estén necesariamente relacionados con el uso de la tecnología en los servicios penitenciarios.

No digo que la ejecución sea fácil, pero probablemente sea un componente menor de los retos y oportunidades que conlleva la transformación digital de prisiones. Creo que se pueden importar soluciones de otros sectores, como las ciudades inteligentes y la salud, y luego modificarlas para adaptarlas a las necesidades de los centros penitenciarios.

La tecnología existe, pero el mayor reto es la identificación de oportunidades y problemas, junto con la aplicación mesurada y los enfoques de gestión del cambio. Solo un tercio de los esfuerzos de transformación digital tienen éxito, debido a la falta de una gestión eficaz del cambio.

Debemos centrarnos en la capacidad de las jurisdicciones para modernizar y mejorar sus operaciones desde un punto de vista estratégico, que maximice las oportunidades.

La realidad es que si queremos avanzar y mejorar el sector penitenciario tiene que haber un esfuerzo coordinado con una estrategia y una visión claras. Aunque se han hecho algunos esfuerzos en el pasado, han sido difusos y no han estado bien coordinados. Hay muchas iniciativas puntuales de grandes dimensiones, pero carecen de coordinación y pueden dar lugar a esfuerzos contradictorios.

En mi opinión, otro reto reside en la capacidad de los tecnólogos para influir en sus socios comerciales, dentro de sus jurisdicciones, para que piensen de forma diferente e inspiren el cambio. Y luego hay que trabajar como catalizadores para aplicar el cambio de forma estratégica.

¿Cómo puede la Red de Soluciones Tecnológicas de la ICPA apoyar el desarrollo y la implantación con éxito de la tecnología en el sector?

SB: Cada jurisdicción tiene necesidades diferentes, pero muchas de ellas son comunes. Tenemos que trabajar globalmente con distintas jurisdicciones y distintos socios para intentar avanzar en el ámbito penitenciario mediante el uso de la tecnología. Estamos creando grupos de trabajo para abordar tres prioridades.
El objetivo es reunirnos y planificar una forma de avanzar, para cada una de ellas, que pueda marcar una diferencia mensurable.

Como ejemplo de algo que podríamos perseguir, podríamos asociarnos con otras entidades para trabajar en el desarrollo de normas que beneficien tanto a los proveedores como a las jurisdicciones.

La Asociación Estadounidense de Libertad Vigilada y Libertad Condicional (APPA) ya ha iniciado este camino, y es de esperar que la ICPA pueda contribuir a ello. Alternativamente, podemos considerar otras formas de participar en esta oportunidad, pero queda por ver dónde el grupo va a centrar sus esfuerzos.
En general, diría que la fuerza de lo que nuestro grupo puede lograr, proviene de compartir conocimientos.

Hay un viejo refrán que dice “el conocimiento es poder”, pero creo que nuestro grupo ha evolucionado más allá de este sentimiento anticuado y ahora dice “compartir el conocimiento es poder”. Creo que nuestro grupo lo considera un valor fundamental.

Podemos compartir las mejores prácticas y trabajar para desarrollar una contribución tangible en nuestro sector. Esto podría adoptar la forma de establecer un mejor argumento comercial para la modernización, que pueda facilitar inversiones más importantes para las jurisdicciones. O reuniéndonos como comunidad para compartir nuestra propiedad intelectual colectiva sobre tecnología emergente para informar mejor a nuestro sector del potencial de aplicación de estas tecnologías en el espacio penitenciario.

Si las jurisdicciones, el mundo académico y los proveedores se unen, todos salen beneficiados. Es esencial que unamos nuestras fuerzas y compartamos nuestros conocimientos y experiencia.

¿Cómo pueden participar y cooperar los profesionales y las organizaciones en la Red de Soluciones Tecnológicas?

SB: La Red está compuesta principalmente por miembros de la Asociación Internacional de Servicios Penitenciarios (ICPA). Animo fuertemente a las partes interesadas a que se den de alta y sean miembros de la ICPA, lo que conlleva varias ventajas.

Siempre estamos tratando de reclutar líderes jurisdiccionales, y hemos tenido cierto éxito en aumentar el número de responsables implicados en la red. Steven Van De Steene, nuestro enlace con la junta directiva de ICPA, ha sido de gran ayuda en la promoción de nuestro grupo, por lo que le damos las gracias por todos sus esfuerzos.

Siempre ha habido interés por parte de la comunidad de proveedores y una creciente participación del mundo académico y las organizaciones sin ánimo de lucro. Sin embargo, también sería estupendo contar con más líderes empresariales de las jurisdicciones implicadas.

La integración entre tecnología y negocio es crucial, porque la tecnología no es la solución, sino que puede facilitar o tal vez inspirar soluciones. Sería estupendo entablar relaciones con líderes empresariales del sector penitenciario, y es algo en lo que seguiremos centrándonos en el futuro. 

Simon Bonk

Presidente de la Red de Soluciones Tecnológicas, ICPA

Simon Bonk es miembro de la Red de Soluciones Tecnológicas de la ICPA desde 2016, y preside el grupo desde 2018. También es miembro de la Junta de la Corrections Technology Association y director de Investigación y Desarrollo de Nuevos Negocios del Grupo Telio. Bonk fue, durante más de seis años, CIO y director general de gestión de la información del Servicio Penitenciario de Canadá.

Publicidad

Gustar/ Compartir:
More stories
Modernización del sistema penitenciario de Ecuador