Eniz Yavuz Yildrim Turkey

El Sector Correccional de Turquía en Transición

// Entrevista: Enis Yavuz Yildirim

Director General de Prisiones y Casas de Detención de Turquía

JT: ¿Cuál es su punto de vista sobre el progreso de la reforma del sistema penitenciario y de libertad condicional turco y cómo ha sido influenciado por el intento de golpe de julio de 2016?

EY: Con la introducción de nuestra nueva ejecución de sanciones y medidas de seguridad en 2005, las innovaciones que comenzaron en nuestro sistema penitenciario han ganado un tremendo impulso. Hemos hecho que nuestras prisiones, nuestros talleres, nuestros centros de formación, nuestra libertad condicional y todas las demás unidades sean más modernas y constantemente estamos renovando unidades, porque no podremos implementar un régimen de ejecución saludable sin una infraestructura adecuada. Aparte de la regeneración física en las instituciones, se introdujeron cambios significativos en la política hacia el personal, que es el elemento más importante para aumentar la calidad de la ejecución; damos gran importancia a la capacitación del personal. En nuestros Centros de Formación, que están establecidos en cinco lugares diferentes en Turquía, el personal está continuamente formado y educado por expertos en muchos campos, especialmente los derechos humanos. Hoy, en nuestras cárceles, hay 55.000 empleados con varios títulos.

Consideramos que no es una opción que los presos se beneficien de actividades de capacitación y rehabilitación, sino que es una de las funciones básicas de la institución. Gracias al uso del desarrollo tecnológico, se han registrado importantes pasos en educación y formación. En el marco de los proyectos de la UE, se han aprobado 10 proyectos y se ha asegurado la integración con nuestro actual sistema de gestión. Se está llevando a cabo un fuerte proceso de educación y rehabilitación en cooperación con universidades y otros ministerios, así como con muchas instituciones y organizaciones.

Nuestro sistema de libertad condicional ha hecho grandes progresos en los últimos 12 años y se ha convertido en una parte importante e indispensable de nuestro sistema de ejecución penal. En la actualidad, los servicios de libertad condicional y los consejos de protección en 139 lugares, donde se encuentra la comisión de justicia, continúan sus actividades.

Los eventos del 15 de julio de 2016 son la organización de terror más traicionera que la historia de la humanidad haya visto jamás. El número de personas arrestadas y bajo control judicial ha aumentado con el proceso legal iniciado porque muchos miembros de la organización terrorista traicionera se infiltran en la institución. Ha habido un impacto parcial en el número de nuestro personal debido al hecho de que en nuestro Ministerio ha habido personal, en el pasado, de los que han sido expulsados del cargo y exportados. Sin embargo, debido a las medidas adoptadas, la contratación de personal y la dedicación del personal existente, se ha impedido que esta situación se convierta en una crisis grave. Nuestro sistema de ejecución ha sobrevivido con éxito a este trauma numérico.

JT: ¿Cuáles son los principales y más difíciles retos y limitaciones del sistema carcelario y de libertad condicional turcos?

EY: La libertad condicional es difícil y arriesgada en términos de implementación. Las personas que cometen un delito cumplen sus penas sin romper con su entorno familiar y social. Esto significa que es necesario que el control y el seguimiento de las personas bajo régimen de libertad vigilada se lleven a cabo meticulosamente en el marco de un determinado plan y programa; que al mismo tiempo, hace énfasis en la necesidad de llevar a cabo el proceso de ejecución y rehabilitación sobre la base de una legislación sólida, con suficientes posibilidades físicas y técnicas, con personal calificado, especialmente entrenado y motivado con el conocimiento y la habilidad para trabajar con los delincuentes. Aquellos que están en el sistema penitenciario de nuestro país son conscientes de todos estos requisitos y se esfuerzan por seguir su camino.

También hay que señalar que, al igual que en todo el mundo, también en nuestro país hay un aumento de las tasas de delincuencia debido a razones sociales y otros factores. Tenemos que luchar con los efectos y resultados derivados del crimen y algunos problemas de acompañamiento en peores condiciones que muchos países en términos de la densidad de población de nuestro país, las características geográficas, el aumento de los acontecimientos terroristas, el exceso de refugiados admitidos en nuestro país. Sin embargo, la Dirección General de Prisiones y Casas de Detención otorga especial importancia a la ejecución del sistema penal y de justicia de manera pertinente y cualificada, independientemente de las circunstancias, y tiene por objeto la ejecución de sentencias, garantizando a los prisioneros completar sus penas de conformidad con el derecho y la dignidad humanos, su rehabilitación, capacitación y adaptación a la sociedad después de su liberación, la prevención de la reincidencia y la protección de la sociedad, y continúa realizando estudios relevantes con todas sus unidades, mostrando la atención y devoción necesarias.

Enis Yavuz Yildirim

JT: ¿Qué logros le gustaría subrayar con respecto a la reforma penitenciaria que se está llevando a cabo en Turquía?

EY: Después de 2003-2004, el estado canalizó los recursos importantes hacia una infraestructura donde los derechos humanos y la dignidad estén protegidos de manera moderada. A la par del cambio en la estructura física se han comenzado a desarrollar prácticas adecuadas para la ejecución moderna sobre esta estructura física. Así, se allana el camino para que la institución de talleres se convierta en el mejor sistema de trabajo, formación y producción dentro del sistema de ejecución penal. Se han fortalecido las actividades de formación y de servicios psicosociales en las instituciones penitenciarias y se ha iniciado la transición al proceso de rehabilitación individual. Se han abierto nuevos centros de capacitación para acelerar la adaptación del personal en el proceso de transición, desde la seguridad a la rehabilitación, y se han fortalecido en cuanto a la participación en actividades científicas y prácticas. Las instituciones de libertad condicional fueron establecidas desde cero y formadas en esta dirección. En la situación actual, el esfuerzo es mantenerse al día con los sistemas occidentales de libertad condicional que tienen una historia de más de 100 años. Indudablemente, este proceso es un proceso crucial en la historia de la ejecución penal turca. Incluso los acontecimientos del 15 de julio de 2016 no pudieron detener nuestras obras relacionadas con las reformas.

“ Nuestro sistema ha sobrevivido con éxito
al impacto del trauma numérico
tras el intento de golpe de Estado
del 15 de julio de 2016.”

JT: El sistema turco de libertad condicional ha madurado y ahora tiene más de una década de antigüedad.
¿Cómo ve usted el papel de las medidas penales alternativas en el marco de la reforma actual?

EY: En este proceso, la ejecución de diversas sanciones/medidas/ responsabilidades se lleva a cabo bajo trece tipos de decisión diferentes como medidas de control judicial alternativas a la detención, por ejemplo, sanciones alternativas a la prisión de corta duración (participación en una institución de formación, prohibición de ir a lugares específicos o cumplimiento de algunas obligaciones) como parte de la suspensión de la pena de prisión, el trato y la libertad condicional, el remordimiento efectivo, la liberación condicional temprana, el empleo en una obra de utilidad pública como alternativa a la multa judicial.

Además de las prácticas de ejecución del sistema de libertad condicional, también se realizan estudios de rehabilitación que incluyen entrevistas individuales, estudios grupales, programas de intervención, seminarios de capacitación e información, estructuración del tiempo libre, etc., de acuerdo con la identificación de los riesgos y necesidades de los prisioneros y mediante el uso de métodos científicos. Los estudios necesarios para desarrollar y fortalecer el sistema de libertad condicional y para lograr estudios más exitosos continuarán sin parar. El futuro de la gestión está determinado por los servicios de libertad condicional.

JT: ¿Cómo ve el futuro del sector penitenciario en Turquía, (por favor refiérase a aspectos positivos y negativos, es decir, desafíos)?

EY: En nuestras instituciones, que es un requisito y una realidad de la vida social, las prácticas que aplicamos a los convictos no son diferentes ni menos avanzadas de los sistemas jurídicos avanzados de Europa. Algunos condenados en Europa quieren ser trasladados a Turquía debido a las condiciones de vida. Sabemos que no somos peores en términos de vida social y condiciones de vida. En varios aspectos sabemos que estamos en una mejor posición. Estamos en estrecha colaboración con las instituciones europeas y sus sistemas e integramos muchas nuevas prácticas en nuestro sistema de gestión. Por lo tanto, la acusación de que hay violaciones de los derechos humanos en nuestras instituciones es inaceptable. No hay violación del derecho basado en la evidencia. Los condenados y detenidos que permanecen en nuestras instituciones penitenciarias son personas que se esfuerzan para regresar a sus familias en un estado saludable y de una manera socialmente adecuada. En este sentido, quisiera reiterar que en Turquía hay desarrollos compatibles con las prácticas exigidas por la era internacional en el campo de la libertad condicional y el campo de la vigilancia electrónica, que es una sub práctica de la libertad condicional. Al desarrollar estas prácticas, nuestro eje principal y principio básico son los derechos humanos y la dignidad.

//

Enis Yavuz Yildirim es el Director General de Prisiones y Casas de Detención de Turquía y también es responsable del sistema de libertad condicional. El sistema penitenciario turco ha estado sometido a un proceso de reforma que se vio afectado por el intento de golpe de Estado en julio de 2016, tras lo cual ha experimentado un aumento numérico en poco tiempo. Tras el intento de golpe de Estado, se impuso un estado de emergencia durante varios meses y unas cuarenta mil personas fueron detenidas en prisión preventiva acusadas de vínculos con el golpe. Junto con el crecimiento reciente de la población penitenciaria debido a estos eventos, el tratamiento y las condiciones de detención han sufrido una decadencia. 

Gustar/ Compartir:
More stories
¿Cuánto le falta a la formación de los funcionarios de prisiones para cubrir las necesidades y desafíos actuales y futuros de su trabajo?